Los cometas y los gatos ( C/2020F3 NeoWISE)

Los cometas y los gatos (C/2020F3 NeoWISE)

Después de un mes de junio sin realizar ninguna entrada en el blog, me he animado a realizar una para esta segunda semana de julio sobre los cometas, ya que tenemos un protagonista en el cielo boreal un tanto inesperado, el cometa C/2020F3 Neowise, del cual seguramente habéis oído hablar.

DSC_9560LRleyenda_LRes
Fotografía tomada por el autor, con solo 2 segundos de exposición.

En primer lugar deciros que podéis encontrar mucha información y fotografías de este pequeño cometa, lógicamente en Internet. En este caso se trata de un tema en el que hay poco de opinión y no os voy a insistir sobre el tipo de fuentes que debéis de consultar, pero si deseáis saber algo más de los cometas, de este cometa y de cómo observarlo, pues creo que os podéis quedar un rato más en este blog.

La naturaleza de los cometas

Los cometas son «bolas de nieve sucia» formadas durante la formación del sistema solar, hace unos 4600 millones de años, en el cual abunda el agua helada como componente mayoritaria junto a fragmentos de rocas y polvo incrustado, o eso creemos.

 Los cometas aparecen en el cielo durante unos días o semanas, incrementan su brillo, desarrollan una cola (que siempre apunta en dirección contraria al Sol) mientras se mueven entre las estrellas «fijas»  y posteriormente se desvanecen. Este es el comportamiento «clásico» de un cometa. Lógicamente en la antigüedad eran astros impredecibles y en una época en la que todo se explicaba en base a los antojos de los dioses y la providencia divina, fueron considerados generalmente símbolos de malos augurios.

Cometa_1577_Tycho_marco
De Mundi Aetherei (T. Brahe, 1603). La órbita de un cometa se creía un tanto peculiar antes de la invención del telescopio y había hipótesis para todos los gustos.

Algunos cometas han presentado grandiosos espectáculos celestes y han sido históricamente registrados, mientras que otros presentan un tamaño y brillo más modesto y presentan colas de pequeña longitud, o incluso no presentan. Antes de la invención del telescopio (1610) lo que no sabíamos era que la gran mayoría pasaban inadvertidos, aún en una época en la que se miraba asiduamente al cielo y no existía la polución lumínica.

Con el inicio de la mecánica celeste y la predicción en las posiciones planetarias gracias a la ley de la gravitación de Newton y a las leyes del movimiento planetario de Kepler, fue posible determinar la posición de un cuerpo celeste a partir de unas pocas observaciones.  E. Halley, amigo de Newton, había tenido la ocasión de observar algunos de estos astros a principios del siglo XVIII, y se sumergió en el intento de comprensión de la órbita de estos astros, hasta entonces imprevisibles.

En 1705 llegó a la conclusión que el cometa de 1531, 1607 y 1682 debía de ser el mismo astro y que ese cometa retornaría en 1758, y así sucedió. Aunque él ya había fallecido, el cometa fue bautizado como el 1P/Halley, haciendo el primer número alusión a «periódico», es decir que tiene una órbita elíptica –mucho más que los planetas- y que retorna, en este caso cada 75 años.

Solíamos decir que un «gran cometa» aparecía en el cielo de media cada 10 años, pero a poco que llevemos de pasión por la astronomía, ya sabremos que eso no es así.

El segundo cometa periódico es el 2P/Encke y fue descubierto mediante un telescopio por Pierre Mèchain en 1786, ilustre astrónomo francés cuyos restos reposan en la ciudad de Castellón. Su órbita fue calculada posteriormente por Encke en 1819 (del que tomó el nombre), y curiosamente tiene un período de tan solo 3,3 años. Pertenece a la familia de los cometas conocidos como de «período corto».

Cuantas más veces haya pasado un cometa alrededor del Sol, mayores volátiles y granos de polvo cometario se han desprendido (en lo que luego puede ser una lluvia de estrellas), y por tanto de forma más discreta suele presentarse, incluso pueda pasar completamente inadvertida para entornos astronómicos no profesionales.

De hecho entre la aparición del 1P/Halley en 1759 y el 2P/Encke de 1819 aparecieron más cometas en el cielo, no solo visibles a simple vista, si no también mediante telescopio, pero en ninguno de ellos se determinó que fuera periódico.

Los cometas de período intermedio como el Halley, han dado también muchas órbitas alrededor del Sol, pero según la geometría de posiciones relativas Sol-Tierra-Cometa, si el paso es favorable puede desplegar una preciosa cabellera que se desprende varios millones de kilómetros desde su coma, o zona que cubre el núcleo del cometa donde se están evaporando multitud de gases (vapor de agua, dióxido de carbono, cianógeno… entre otros) y pequeñas partículas., muchas veces formando «jets» (chorros), que fueron descubiertos por Bessel en 1835 en el propio cometa Halley.

El descubrimiento de cianógeno precisamente en la cabellera de los cometas (Huggins, 1881) y posteriormente la determinación que nuestro planeta atravesaría la cola del cometa Halley en 1910, levantó mucha expectación y miedos en algunos sectores que hacían caso omiso a las indicaciones de los astrónomos.

Giotto_spacecraft
Representación artística de la sonda Giotto (ESA) en su acercamiento al Halley.

El paso del Halley en 1986, pasó bastante más desapercibido por su mala posición, si no fuera porque por primera vez varias misiones espaciales se lanzaron a estudiarlo, y en concreto la Giotto (ESA) a pasar muy cerca de su núcleo la noche del 13 de marzo, fotografiando el mismo por primera vez en la historia de la humanidad, que siempre permanece oculto bajo su coma que se forma al acercarse al Sol.

Los cometas de largo período (órbitas parabólicas) o los cometas nuevos de órbitas hiperbólicas, son cometas que por el contrario es posible que nunca hayan orbitado el Sol, y siempre esperamos que nos muestren un buen espectáculo por la abundancia de hielos.

Pero los cometas son como los gatos –quiera lo que quiera decir esta expresión- y nunca vas a saber su comportamiento exacto, resultando muchas veces altamente impredecibles, aún determinando bien su órbita.

El tamaño de su núcleo (habitualmente de hasta unas pocas decenas de kilómetros), su procedencia, su cohesión nuclear, su rotación,  la cantidad de volátiles,…hay muchos parámetros que no conocemos bien y que determinarán su comportamiento tanto de brillo como en el desarrollo de la cola.

HaleBopp080397leyenda
El gran cometa de 1996, Hale-Bopp. Magnífico.

Así, el cometa C/1995O1 se esperaba que diera un buen espectáculo al acercarse a la Tierra de camino al Sol en abril de 1997, y así fue. Fue el conocido como «gran cometa de 1997», el cometa Hale-Bopp que presentó claramente visibles las dos colas (si, habitualmente desarrollan dos colas si tienen actividad). Pero sin embargo, un año antes nos sorprendió el cometa C/1996B2 Hyakutake, que en marzo de ese año –recién descubierto- llegó a desarrollar una cola que cubría la mitad de un cielo libre de contaminación. Estos dos grandes cometas han marcado, en mi caso, un alto nivel como para considerar interesantes la casi totalidad de cometas visibles desde nuestra latitud desde entonces…hasta hoy.

Por cierto, para conocer precisamente mejor estos visitantes, en 2014 conseguimos que una pequeña sonda llamada Philae descendiera sobre el cometa 67P/Churiumov-Gerasimenko, y su nave nodriza, la Rosetta (ESA), estuvo orbitando el cometa hasta finalizar su vida útil para intentar comprenderlos mejor y despejar dudas, entre ellas la posible aportación de agua a la Tierra tras su formación. Podéis encontrar información muy interesante en la página web de la Agencia Espacial Europea (ESA) y en español, sobre los resultados de esta misión.

Descubriendo cometas

Mèchain –que hemos citado anteriormente- fue un incansable buscador de cometas, y aunque ha pasado a la historia de la astronomía por otros motivos, descubrió más de una decena a partir de 1781, con los primitivos telescopios de la época. Hoy hay sistemas automáticos de búsqueda de cometas y asteroides, dotados de precisos dispositivos de captura y análisis, que cazan multitud de estos pequeños objetos de la familia del Sol. Muchos de ellos son demasiado débiles incluso para observarse con telescopios de aficionado, y pasan completamente inadvertidos para el gran público, al igual  como los que no eran visibles a simple vista en la era de antes de la invención del telescopio para los astrónomos y estudioso del cielo.

Por tanto, hoy en día el descubrimiento de nuevos cometas, y el retorno de muchos periódicos conocidos de corto periodo, podríamos decir que solo pueden llegar a interesar a especialistas en cometas, que los hay y muy buenos en el terreno amateur.

Sin embargo, como sucede en la gran mayoría de actuales descubrimientos, el cometa C/2020F3 Neowise fue un cometa descubierto a finales de marzo de este año mediante el pequeño telescopio espacial de infrarrojos WISE, de la NASA, lanzado en 2009 y que parecia que iba a pasar bastante desapercibido. En 2013 el telescopio fue dedicado a la búsqueda de objetos cercanos a la Tierra, conocidos por el acrónimo en inglés NEO’s, de los que ha descubierto más de 300. Entre los muchos otros asteroides que ha descubierto, también se han detectado varios cometas, entre ellos, el que nos ocupa en esta entrada.

Observación de cometas

Muchas veces leemos en los medios generalistas que un determinado cometa o asteroide (a veces la frontera entre estos tipos de cuerpos es ambigua) será visible o pasará cerca de la Tierra. No digo que no sea cierto, pero partimos de que los titulares de prensa generalista y cuando tratan de temas astronómicos (se podría extender a otros campos de la ciencia, supongo), normalmente están notablemente hinchados, cuando no rozan lo absurdo.

Por tanto, antes de lanzarnos a observar algo porque lo hemos visto en un medio generalista, lo mejor es que busquemos información de si el objeto que deseamos observar es visible a simple vista o con telescopio (y de qué tipo), si es visible desde nuestro lugar de observación (puede ser visible desde el Polo Sur, pero por motivos de agenda no poder ir a verlo esta noche) y después cual es su posición exacta y si hay algo que nos pueda obstaculizar verlo, ya sea una barrera física natural (como una montaña) o un problema bastante común como la presencia de Luna, polución lumínica o incluso nubes.

Si se trata de un cometa, normalmente suele ser una pequeña bolita borrosa de la que sale una tenue cola en el mejor de los casos, en los últimos años. Si tenemos presencia de Luna, normalmente suele ser contraproducente cuanto más llena esté y más próxima al astro, y lógicamente también lo es la observación desde el interior de una ciudad.

Ubicar el objeto en un planisferio móvil con sus coordenadas (AR y Dec) es lo que hacíamos antaño, de forma que mediante el planisferio podíamos saber a qué hora salía, alcanzaba su máxima altura en el horizonte y a qué hora se ponía.

Pero los tiempos han cambiado y eso mismo podemos realizarlo con alguno de los excelentes programas gratuitos, como Stellarium [1], e imprimir la carta antes de salir de casa.

Stellarium1

Si no conoces Stellarium pero quieres emplearlo, lo primero es ir a su web y descargarlo. Si no te interesa esta parte, puedes saltar al punto siguiente, «aplicaciones para la observación de cometas».

Tanto la página de descarga como el programa se encuentran en español y disponibles para sistemas de 32 como 64 bits. Puedes conocer si tu Windows es de 64 o 32 bits pinchando con el botón derecho del ratón en el icono «Este equipo» y después en «propiedades». Si no deseas averiguarlo, la versión de 32 bits funciona en ambos sistemas operativos. También está la opción de Linux y Mac OS X.

Una vez instalado al descargarlo, nada más ejecutarlo tienes que decirle al programa tú ubicación (la hora la leerá del sistema). Al desplazar el puntero del ratón hacia la izquierda te aparecerá una barra lateral vertical donde encontraras el icono de «ubicación» (también sirve la tecla «F6»).

Tres iconos debajo del de ubicación encontramos el icono de la lupa de «buscar» (también sirve la tecla «F3»), el problema es que este cometa es nuevo y no está en la base de datos del programa.

Pero una de las muchas virtudes que tiene este programa es que te puedes descargar los elementos orbitales de cualquier objeto celeste, y el programa te calculará su posición en el cielo en cualquier momento que le indiques, incluso te puede representar la ubicación en varios días, para así poderla imprimir y conocer su trayectoria los próximos días ¿genial no crees?

Nos vamos al menú de la izquierda nuevamente  y pinchamos en el icono «Ventana de Configuración» (también sirve la tecla de «F2»). Al hacer click se nos abrirá un cuadro de opciones en el centro de la pantalla. Una vez allí seleccionamos  «Plugins» y buscamos a la izquierda de este submenú el «Editor del Sistema Solar»  cuya casilla inferior de «cargar al iniciar» debe estar marcada (si no lo está, marcamos el check box), y click a «Configuración».

Stellarium2

De las tres pestañas que nos aparecen como «Objetos del sistema solar menor», seleccionamos la intermedia, «sistema solar», en ella veremos que aparece una larga lista de objetos del sistema solar y bajo del todo un botón alargado con la leyenda «importar elementos orbitales en formato MPC» , haciendo las siglas MPC referencia al Minor Planet Center. Hacemos click en este botón.

Tras pinchar, una nueva ventana sobrepuesta se nos abrirá y nos permite seleccionar entre asteroides y cometas para agregar.

Stellarium3

En esta caso lo que queremos es agregar un nuevo cometa, por tanto seleccionamos el checkbox de «Cometas». Posteriormente y justo bajo la selección que hemos hecho, nos aparecen las opciones referidas a la selección de las fuentes de datos de donde bajaremos la información.

 Bajo la opción de «Seleccionar una lista de objetos de interés» tenemos un desplegable en el que podemos elegir  «MPC list of Observable Comets». Al hacerlo en la zona inmediatamente inferior nos aparecerá el link de donde tomará los datos. Marcaremos el checkbox inferior de «Añadir esta URL a la lista de marcadores»  y  le ponemos un nombre al campo «Titulo del marcador», por ejemplo escribimos «cometas_julio_prueba» y posteriormente pinchamos en el botón alargado «Obtener elementos orbitales».

Stellarium4

Al pinchar, se nos producirá una descarga desde el MPC, podemos marcar todos los objetos que nos aparecerán y añadirlos sobrescribiendo los objetos existentes o actualizando los objetos existentes.

Si solo queremos añadir el C/2020 F3 (NEOWISE), podemos buscarlo  bajo la opción de «actualizar únicamente los elementos orbitales» y pinchar posteriormente una vez encontrado y seleccionado al botón de más abajo de «Añadir objetos»

¡Enhorabuena!… Has importado los elementos orbitales del cometa C/2020F3 Neowise desde el MPC, y esos datos Stellarium es capaz de interpretarlos para calcular su posición en el cielo en la fecha que queramos. ¡Auténtica magia medieval!

Ahora si salimos de aquí, ya podemos realizar una búsqueda del cometa con el programa. Nos vamos al menú de la izquierda nuevamente y en icono de «ventana de búsqueda» pinchamos  y ponemos el cometa que queremos que nos muestre el programa…y ¡ahí lo tienes!

Stellarium5

Si está bajo el horizonte, puedes adelantar el tiempo con los botones de tiempo hacia adelante o hacia atrás que hay en la barra inferior izquierda  que aparece al acercar el ratón. El zoom sobre el campo del cometa se puede hacer con el scroll del ratón (la ruedecilla entre los botones del ratón) o bien con los atajos de las teclas  «Re pag» y «Av Pag» situadas más a la derecha del teclado.

Tenemos una herramienta para que el propio Stellarium nos calcule las efemérides del mismo cometa para varios días y nos lo trace respecto al fondo estelar.

Para ello solo tenéis que desplazaros hacia la barra del menú de la izquierda y pichar sobre el icono «Ventana de Cálculos astronómicos» (el icono es un astrolabio), a la que también se puede llegar mediante atajo de teclado pulsando la tecla «F10». En  la nueva ventana central que se os abre aparecen ahora siete submenús superiores. Pinchamos la segunda pestaña «Efemérides» y en el primer desplegable «Cuerpo celeste» seleccionáis el objeto que nos ocupa. Podréis ver que bajo de  este menú desplegable donde habéis seleccionado el cuerpo, está la fecha inicial «desde» hasta la fecha final «hasta» (se abre un calendario del mes que facilita mucho las cosas) y posteriormente el intervalo de tiempo  que queremos que nos dibuje (cada día, cada dos días, cada tres…).

Finalmente bajo esta línea de selecciones tenemos los checkbox de «línea», «marcadores», «fechas» y «magnitudes», aunque está última estimación no suele ser muy exacta, en el objeto que nos ocupa, no lo es. Podéis jugar libremente con ellos según la carta que queráis que os muestre el Stellarium. Una auténtica gozada.

Stellarium6

Naturalmente siempre os podéis ahorraros este trabajo buscando en Internet (y de sitios reputados) una carta celeste con las posiciones del cometa, pero el hecho de que la podáis de alguna manera calcular por nosotros mismos a mi me resulta impresionante.

A partir de finales de la semana del 13 al 19 de julio el cometa empezará a verse por las tardes, aún muy bajo. Si no pierde mucho brillo, todavia será posible encontrarlo con un horizonte bien despejado ¿cómo se comportará?

C2020F3NEOWISE-17_31JULIO2020
Posiciones del cometa, según Stellarium con los datos del MPC, a fecha de escribir estas lineas. La Osa Mayor será todo un referente para encontrarlo. A partir del fin de semana del 18 de julio lo observaremos por la tarde.

Aplicaciones para la observación de cometas ( y más cosas del cielo)

Una de las aplicaciones on-line para la observación de eventos celestes es «The Sky Live» [2]. Es una fantástica web que, aunque está en inglés, el traductor integrado en el navegador Chrome de Google traduce perfectamente. En el menú principal tienes la opción «Today’s quick hilihts” que seguro que te recoge alguno de los objetos astronómicos que te interesan. Naturalmente está nuestro cometa.

Skylive

Si seleccionas el objeto, por ejemplo en este caso el cometa «comet C/2020F3 (NEOWISE)» te dará información detallada de dónde se encuentra (AR, Dec  y brillo aparente) y también te ofrece la posibilidad de visualizar o imprimir un mapa de su visibilidad desde diferentes localizaciones de nuestro planeta.

Skylive2

Podemos proceder a incluir el nombre de nuestra ciudad o nuestras coordenadas geográficas y nos dirá si es visible o está por debajo del horizonte, si es así existe la posibilidad de ver las horas de salida, tránsito (máxima altura) y puesta, e incluso muestra un mapa donde nos aparecerá el objeto, con el horizonte parcialmente transparente para que veamos donde se sitúa en la hora indicada y el lugar indicado. En la captura de pantalla se observa que el cometa en este caso aún se encuentra por debajo del horizonte para nuestra hora y nuestra latitud.

No tengamos miedo de experimentar con este simulador on-line, es realmente una joya de acceso gratuito.

Heavens_Above

Otra página interesante es la muy frecuentemente visitada para localizar satélites (ISS, Starlink, Hubble…), «Heavens Above» [3] que también ofrece  mucha otra información, como es la posición de cometas. Si introducimos nuestra ubicación en el cuadro superior, nos dará información sobre todos los cometas visibles, incluso de cierta magnitud elevada solo al alcance de telescopios de aficionado potentes. Entre los cometas encontramos llamativamente el que nos ocupa con una magnitud a día de hoy de +1,8.

Heavens_Above2

En el momento de redactar estas líneas (madrugada del miércoles al jueves) está a 10 grados bajo el horizonte desde mi ubicación.

Heavens_Above3

Decir que esta aplicación se encuentra para dispositivos móviles y utiliza la geolocalización para mostrarnos directamente toda la información de objetos que busquemos en el cielo.

 ¿Y cuándo vemos el cometa?

Pues la idea es, lo antes posible, pues el cometa ya ha pasado el perihelio (punto más cercano al Sol) y ya ha alcanzado su máximo brillo aparente, aunque la geometría orbital provoca su acercamiento a la Tierra todavía. El cometa estos días se ve aproximadamente poco antes de las 5 de la mañana -hora local- asomando por el horizonte noreste debajo de la constelación de Auriga, que podremos identificar sólo con un horizonte libre de obstáculos y sin polución o brumas. Podemos guiarnos para identificarlo del asterismo de la constelación, que identificaremos por su brillante estrella Capella, bajo de la constelación de Perseo. Tendremos una media hora hasta que el cometa se pierda entre las luces del crepúsculo.

Hace dos días el núcleo y la cola era perfectamente visible a simple vista desde la costa del Mediterráneo. El cometa se irá moviendo como vemos en la carta adjunta o podemos comprobar en el Stellarium y pasará a verse por las tardes nada más oscurecer a partir de finales de la próxima semana, pero bajando su brillo.

Por desgracia será para más adelante (casi finales de mes) cuando los observadores del hemisferio sur empezarán a observarlo, más debilitado en brillo y difícilmente ya visible a simple vista si no es con un buen cielo.

Carta_2020F3_julio_SkyTools
Carta de posiciones del cometa durante el mes de julio. Extraído del programa SkyTools.

El cometa ha sorprendido con su brillo y con su cola de forma inesperada, como un gato (¿?).

¿Y próximos cometas?

Pues nadie es capaz de asegurar nada. Muchas veces aventurar que un cometa va a destacar por su brillo, ha sido un fiasco, y una autentica decepción para los observadores casuales del cielo.

Consultando mi bola de cristal, yo apostaría por un cometa interesante, similar al cometa Halley en cuanto a periodo intermedio, el 12P/Pons-Brooks, que tendrá el perihelio en 2024. Actualmente se encuentra sobrepasando la órbita del planeta Urano y por tanto aún le queda mucho recorrido. Este cometa vuelve cada algo más de 70 años.

Sin embargo cualquier cometa nuevo puede ser descubierto en cualquier momento, y como este que nos ocupa, ser visible a simple vista sin esperarse que lo fuera, o incluso constituir un gran cometa como los que nos visitaron en 1996 y 1997, que antes hemos citado. Todo es cuestión de suerte o de antojo cometario.

Espero que te guste esta entrada y/o sea de utilidad, y ya sabes, cualquier comentario será bien recibido.

¡Nos vemos bajo las estrellas!

Referencias del texto:

[1] https://stellarium.org/es/

[2] https://theskylive.com/

[3] https://www.heavens-above.com/

 

Una tarde noche espacial

Una tarde-noche espacial 

Como muchos de vosotros sabéis, el lanzamiento de la nave Dragon Crew con dos astronautas norteamericanos a bordo y mediante un cohete Falcon 9 desde la legendaria rampa 39A de cabo Kennedy, fue aplazada el pasado miércoles 27 al día de hoy 30 de mayo, por motivos meteorológicos en T-17 minutos del lanzamiento.

El lanzamiento está siendo un evento muy mediático, no solo por la retransmisión muy trabajada de cámaras e información que se realiza actualmente, si no porque es el retorno de EE.UU con astronautas al espacio con sus propios medios, desde que en 2011 se cancelara el programa del transbordador espacial.

Además, ello es posible gracias a que una empresa privada (de las dos actualmente involucradas y pagadas por NASA), Space X, tenga la capacidad de desarrollar toda la tecnología, cápsula y cohete, para hacerlo, y esto ocurre por primera vez en la historia de la astronáutica.

DM_2_39A_Lista_ElonMusk
Esperando el lanzamiento. Crédito Elon Musk (Space X)

Tenéis información extensa en mi entrada anterior en el blog, lo cierto es que si lo deseáis hoy tenéis de nuevo la oportunidad de seguir el nuevo intento, en directo y tranquilamente desde vuestras casas a las 21:20 hora civil española (19:20 GMT), tanto a través de NASA TV como el canal de Space X, en la plataforma de Youtube.  Os dejo el enlace de Space X, no voy a ocultar a estas alturas mi favoritismo.

https://www.spacex.com/launches/

Tras el lanzamiento con dos astronautas a bordo, hacía la ISS, la fase principal del Falcon 9 será recuperada mediante el aterrizaje controlado vertical. Es una técnica que Space X lleva haciendo con éxito desde hace 5 años, pero ahora tenemos la mirada de varios millones de personas por este crítico evento …sin duda NASA y Space X se están mordiendo las uñas ante cualquier fallo.

Por otra parte, como antes de llegar a la ISS, la cápsula orbitará la Tierra en varias ocasiones antes del atraque, quizás estés pensando qué hacéis con las palomitas que no os ha dado tiempo a comeros….bien, …¡pues planazo de sábado de pandemia!,… ábrete otro bote de refresco o de bebida espirituosa (no si eres menor), porque te propongo que a las 22:00 hora civil española (20:00 GMT) te conectes por Youtube -también en directo- con “La Luna para lunatic@s” , en el que hablaremos de cosas curiosas de la Luna y conectaremos en directo con diferentes telescopios para ver el creciente lunar (el mejor momento para la observación) ubicados en la provincia de Castellón (España).

La_Luna_Para_lunaticos_2
https://youtu.be/e6dnN9BKHvQ
Emisión_7_mayo
La emisión de prueba que se realizó el pasado 7 de mayo. Pero esta vez no es Luna llena, es cuarto creciente, el mejor momento para su observación.

Podréis formular las preguntas que deseéis, en tiempo real, por el chat de Youtube, y quizás os sorprendan tanto las cosas que comentaremos como las imágenes con diferentes tipos de telescopios, que en alguna ocasión durante la sesión intentaremos llevar al límite de resolución: ¿veremos la bandera de la Luna?¿selenitas dando botes entre las montañas? ;-)…

https://youtu.be/e6dnN9BKHvQ

¡Os esperamos!

PD: La retransmisión es en estricto directo, si no lo ves cuando lo emitimos, te lo pierdes.

The Sky is the limit

The sky is the limit

Después de varias semanas en un  intento de tomarme un descanso psicológico, vuelvo a hacer una entrada debido al acontecimiento importante con el que nos vamos a encontrar en algo más de 24 horas, si todo va según lo previsto, el lanzamiento de la Dragon Crew (DM-2) hacía la Estación Espacial Internacional (ISS). He observado cierta confusión sobre la importancia del acontecimiento, tanto en diferentes medios de comunicación como entre los lectores de las redes sociales en general.

Si lees esta entrada, te aseguro que comprenderás muy bien la importancia del acontecimiento (si no la entiendes ya) y tendrás un criterio propio fundamentado sobre su importancia (o no) y de paso comprenderás -en líneas generales- porqué me parece tan importante desde la perspectiva de la historia de la astronáutica.

Contaros antes, si me permitís, que el mes de abril fue uno de los mejores meses de este blog en cuanto a lectores, pues fue visitado por más de 1800 personas, y que sin duda se debió a la situación en la que nos vimos inmersos, uno de los meses más difíciles y oscuros que hemos vivido en nuestra época reciente; el azote y confinamiento respectivo debido a la Covid19, una pandemia como ninguno de nosotros habíamos vivido con anterioridad.

Vistantes_mayo2020_Blog
Estadísticas del Blog Cielos Estrellados según WordPress.

A mediados del mes de de marzo, y con el decreto de estado de alarma en España, empecé a realizar entradas en el blog destinadas a disfrutar de la astronomía y exploración espacial desde el confinamiento de nuestras casas. Abril fue en este aspecto un poco agotador, nunca antes había realizado 5 entradas en un mismo mes, y supongo que muchos de vosotros que me leéis me premiasteis por ello, a todos vosotros, ¡gracias! Espero que os ayudara a paliar -en lo posible- este periodo excepcional que nos ha tocado y vivir, y es mi deseo que su impacto sea lo mínimo posible.

Mantener unos hábitos dentro de una cierta normalidad en mi domicilio creo que me ha ayudado en algo, he seguido con mi programa semanal de divulgación de la astronomía en  radio Castellón cadena SER (vía telefónica), e incluso, gracias a la colaboración de algunos amigos, realizamos un directo a través de Youtube con conexiones vía Skype para las imágenes,con motivo de  la última súper Luna de este año [1].

Emisión_7_mayo
Emisión en directo por Youtube el pasado 7 de mayo “La Luna para lunátic@s” con motivo de la súper Luna, con conexiones desde telescopios en Morella y Benicàssim (Castellón). Repetimos el sábado 30 de mayo.

Todo ello, a la vez que un esfuerzo, ha supuesto también una evasión ante una situación complicada, como todos en mayor o menor medida hemos vivido, y muchos aún seguimos viviendo, pero quizás con más esperanzas de superarlo pronto.

The Sky is the limit

No solo es un titulo de una novela, se dice que es una frase que se utilizaba en los primeros años de los ensayos aeronáuticos, cuando queríamos conocer cuáles eran nuestros límites, cuándo nos adentrábamos en una nueva frontera inexplorada, la conquista del aire y de más arriba, del espacio, «del cielo» en términos un tanto ambiguos. Venga de donde venga la expresión, de hecho la podemos encontrar en numerosas entradas de la NASA a lo largo de su extenso website en la que es utilizada para referirse a nuevos y arriesgados retos tecnológicos y de exploración espacial.

First_Supersonic_Flight_1997_Issue-32c
¿Habita un demonio en el cielo?  (Elegidos para la gloria). Sello conmemorativo del primer vuelo supersónico en 1947. De entre los pilotos de pruebas saldrían los primeros astronautas estadounidenses. Crédito CC.

Todos sabemos que la NASA ha sido una de las agencias espaciales más carismáticas y más mediáticas a nivel mundial. No siempre fue a la vanguardia de la exploración espacial, recordemos que su fundación a finales de los años 50 del pasado siglo XX  tuvo mucho que ver con la carrera por el espacio que se iniciaba con la llamada «guerra fría» con la antigua Unión Soviética (URSS). Una tensa escalada militar entre dos superpotencias mundiales que conllevaba una investigación científica en multitud de disciplinas,  desde la medicina, física de materiales, aeronáutica, electrónica, computación,…aplicaciones civiles e investigación civil que nadie en su sano juicio diría que fue en vano, si omitimos que la finalidad que prevalecía en la política era asegurarse la posible aniquilación del contrario de forma eficiente y más rápida si precisaba ser desde el espacio.

Pronto la NASA tomó la iniciativa en la exploración espacial gracias a una inversión  gubernamental de EEUU sin precedentes y quizás, en menor medida, a una deficiente gestión de investigación y desarrollo por parte de su declarado enemigo en esta carrera.  Respecto al carácter político decidido, citaría aquí el famoso discurso del presidente JFK en la Universidad Rice, el 12 de septiembre de 1962 [2], aunque ya era conocida la intención del Presidente sobre la «urgencia nacional» por llegar a la Luna primero, como mostró en mayo de 1961 ante el Congreso [3].

En esos años, los proyectos Mercury, Gemini y finalmente Apolo se sucedieron como auténticas proezas de ingeniería,  y  se llevaron por delante algunas víctimas conocidas del lado norteamericano  y otras del lado soviético en su respectivo programa espacial, que conocimos muchos años después.

Apollo-8-patch
Logotipo de la misión Apolo 8. Ellos fueron los primeros en volar a la Luna en diciembre de 1968. Crédito NASA/CC

El Apolo 8 (diciembre 1968) fue la primera nave terrestre tripulada en orbitar la Luna. El Apolo 9 (marzo 1969) probó los ensamblajes del módulo lunar y el módulo de mando en órbita terrestre, el Apolo 10 fue más allá y simuló toda la operativa hacía el primer alunizaje, descendiendo hasta solo 15 kilómetros de la superficie de nuestro satélite. Se cuenta que los controladores de la misión temían que los astronautas no pudieran soportar el impulso de estar tan cerca de la Luna y no sentir la tentación de alunizar, pero este mito no lo he podido comprobar de forma contrastada y tengo dudas de su veracidad.

Finalmente el conocido Apolo 11 (julio 1969) alunizó y puso a los humanos por primera vez en nuestro satélite, a 400 000 kilómetros de distancia, a un módico precio de unos 25 000 millones de dólares de la época [4]. El año pasado celebramos (unos más que otros) el 50 aniversario de este hecho histórico que estará en todos los libros de historia que escriba jamás la humanidad.

muestras_lunares_apolo11
Los tres del Apolo 11, mostrando una de las muestras traídas de la Luna. Crédito: NASA/CC.

 El último humano en la Luna lo trajo de vuelta sano y salvo la expedición del Apolo 17 (diciembre de 1972), y el programa lunar fue cancelado por sus elevados costes y la demostración clara que EEUU había vencido la carrera espacial por la Luna frente a los soviéticos. Los otros cohetes que se habían fabricado para el programa Apolo (si, habían más cohetes fabricados) fueron utilizados para la estación espacial Sky-Lab (operativa 6 años) e incluso para una misión conjunta USA-URSS en julio de 1975.

Apollo_4_Saturn_V_nov67
El imponente Saturno V en la rampa 39A de despegue. Apolo 4, noviembre 1967. El cohete más grande y potente hasta la actualidad. Crédito NASA/CC

Eran los años 70, y los costes de los cohetes Saturno V y sus variantes menos potentes (Saturno IB) , tenían unos valores exagerados de producción, y más cuando el nuevo interés era el lanzamiento de satélites, sondas espaciales y operar estaciones espaciales en órbita terrestre, y ya no viajar hacía la Luna con tripulación.

Si os interesa el proyecto Apolo, de cómo llegamos a la Luna, de cómo la humanidad desarrolló un enorme cohete de más de 110 metros de altura ideado por el brillante ingeniero alemán Wernher von Braun, existe multitud de información en Internet, a destacar el enorme portal de la NASA en donde podéis consultar la práctica totalidad de información de todo el proyecto [5]. Creedme cuando os digo que os podéis pasar meses viendo información y accediendo a documentos tan curiosos y diversos como los manuales del ordenador de abordo o hasta las imágenes borrosas o movidas que en su día no hicieron públicas la NASA. También es interesante la película-documental que se estreno en cines con motivo del 50 aniversario «Apolo 11» por su carácter «revival» de la época.

Rebajar los costes con el reciclaje: El concepto del transbordador espacial (STS)

La lanzadera espacial o más correctamente, el Transbordador Espacial (STS) desarrollado por la NASA, es un concepto en el que la agencia estadounidense empezó a trabajar a principios de los años 70, de forma que el trasporte de astronautas  para órbitas bajas terrestres (LEO) fuera re-utilizable y con unos costes mucho más contenidos que el programa Apolo. El congreso aprobó el gasto del programa espacial del transbordador en abril de 1972. Con el abandono de los grandes cohetes como el  Saturno V, se abandonaba no solo la posibilidad de volver a la Luna, si no de adentrarse más allá; el viaje a Marte con el que dicen que el propio Von Braun soñaba.

Space_shuttle_mission_profile
Un STS durante su misión operativa completa. Crédito NASA/CC.

Es decir, la tecnología con la que se pensó un  nuevo vehículo re-utilizable -capaz de llevar tripulación y carga al espacio-  partía con tecnología de los años 70. De hecho fue en 1976 cuando el transbordador «Enterprise» fue el primero en finalizarse y someterse a las primeras pruebas aerodinámicas, de sistemas y aterrizaje, despegando a lomos de un avión Boing 747. La finalidad de este primer transbordador no fue por tanto realizar vuelos orbitales.

No sería hasta abril de 1981 cuando se elevaría al espacio el primer transbordador espacial, el  «Columbia» en la misión STS-1. El concepto de trabajo del transbordador espacial está muy bien reflejado en la imagen superior adjunta.

Tanto la nave principal (el transbordador propiamente) como los cohetes laterales (SRB), que se separaban a los dos minutos del despegue, eran  reutilizables, mientras que el principal depósito central (ET) de combustible (oxígeno e hidrógeno líquidos)  que suministraba la potencia a los 3 motores del propio transbordador, se quemaba en la atmósfera al separarse de la nave (8,5 minutos tras el lanzamiento), en la última fase de puesta en órbita y una vez agotado.

Los transbordadores que prestaron servicio entre 1986 y 2011 fueron 5; Columbia, Challenger, Discovery, Atlantis y finalmente el Endeavour (1991). En total sumaron 135 misiones al espacio, en las que se utilizaron para, desde poner satélites en órbita (entre ellos el famoso y aún operativo telescopio espacial Hubble HST), enviar naves de exploración a otros planetas, hasta para llegar a la Estación Espacial Internacional (en órbita desde noviembre de 1998) para intercambio de tripulación y/o suministro de equipos. Aunque era una configuración versátil capaz de mantenerse en órbita durante una única misión unos 17 días (STS80) y alcanzar órbitas de hasta 650 kilómetros de altura, y a pesar de las mejoras que continuamente se realizaron durante todo el programa, su coste por lanzamiento era alto, mucho más alto de lo que inicialmente se pensó.

Una vez hecho el desembolso del desarrollo de los cinco transbordadores operativos, cada lanzamiento venía a resultar por unos 450 millones de dólares al finalizar el servicio (2011) según fuentes de NASA [6].

Es decir, por una parte tenemos  la seguridad de la nave puesta en duda tras los terribles accidentes del 28 de enero de 1986 en el que el Challenger (STS-51) se desintegró a los 73 segundos del despegue causando la muerte de los 7 tripulantes, y el del Columbia (STS-107) que el 1 de febrero de 2003 -durante la reentrada- se desintegró causando también la pérdida de sus 7 tripulantes. Por otra parte tenemos unos costes de operación mucho más altos que los que se esperaban cuando se realizó el diseño. Si añadimos una base tecnológica obsoleta y poco escalable, tenemos motivos más que suficiente para pensar en otras alternativas y retirar el programa.

Atlantis_sts135
Atlantis STS-135 en la rampa 39A de Cabo Kennedy preparado para el lanzamiento en julio de 2011. Este sería el último vuelo de astronautas estadounidenses a bordo de un vehículo espacial estadounidense.

La NASA canceló el programa de los STS con el vuelo del  transbordador Atlantis (STS-135) en julio de 2011, tras 30 años de servicio de los mismos, quedándose sin capacidad de enviar astronautas al espacio con sus propios medios.

Tan solo los excelentes cohetes Delta IV (fabricado por Boing) y  Atlas V (fabricado por Lockheed Martin) dejaban capacidad a los EE.UU para enviar satélites y misiones de exploración planetaria. Desde diciembre de 2006 ambas empresas constructoras decidieron formar «United Launch Allience» (ULA) como proveedora de servicios de lanzamientos para el gobierno, tanto de carácter militar (FA) como civil (NASA).

Cada lanzamiento viene a costar unos 460 millones de dólares.

La subcontratación de vuelos para llegar a la ISS: Roscosmos

Estados Unidos no podía enviar astronautas a la ISS, ni carga, si no era a través del lanzador ruso «Soyuz» de la agencia espacial rusa Roscosmos. Esta nave, diseñada cuando aún existía la antigua Unión Soviética, es capaz de llevar tres personas a órbita baja, y su vector de lanzamiento (también denominado Soyuz) es capaz de enviar cargas más allá de órbitas LEO, para la exploración del sistema solar.

Logo_Roscosmos
Logotipo de la Agencia Espacial Federal Rusa, Roscosmos.

El programa fue creado por el mítico Serguéi Koroliov, el «Von Braun» soviético, que por desgracia corrió una suerte muy diferente a su camarada estadounidense. El programa ha sufrido variaciones importantes a lo largo de los años (Soyuz T, TM, TMA, TMA-M y  finalmente TMA-MS), y todas las últimas misiones han ocupado principalmente como destino la ISS.

Respecto al vector de lanzamiento, a pesar de su concepto de cierta madurez, se ha demostrado su alta fiabilidad.

Si el abastecimiento de la ISS no precisa intercambio de tripulación, la nave Soyuz es sustituida por la nave autónoma Progress, sin zona de tripulación, muchas veces referido como «carguero Progress», que también ha demostrado su fiabilidad y durabilidad a pesar de tratarse también de proyectos muy longevos.

Soyuz_TMA-12M_approaches_the_station
Acercamiento a atraque de la Soyuz TMA-12M. Fotografiada desde la ISS, en órbita terrestre a 400 kilómetros de altura. Crédito NASA/CC

Sin el servicio de las naves Soyuz y Progess actualmente sería casi imposible mantener operativa la Estación Espacial Internacional, con todos los experimentos que son realizados en ella, por no citar que estas naves son las que se utilizan para corregir la órbita de la ISS, y se encuentran como «bote salvavidas» de emergencia en la estación.

Si, es cierto que China ha desarrollado su propia estación espacial (de mucho menor tamaño) sus cápsulas y sus vectores de lanzamiento propios, y en la última década se ha puesto a la altura –si no superado-  de las principales agencias espaciales del mundo. Pero no veo claro que China esté dispuesta a una cooperación internacional, realizando sus propios planes tripulados para la Luna -que ha fijado para 2030 de forma oficiosa- y posteriormente para Marte, quizás en la década siguiente.

A EE.UU poner UN astronauta en la ISS mediante una nave rusa Soyuz, actualmente le cuesta la friolera de unos 90 millones de dólares, que tiene que pagar a Roscosmos. Desde la retirada de los transbordadores espaciales, la NASA ha pagado varios miles de millones de dólares a su homóloga rusa por sus servicios.

Volver al espacio y a la Luna en 2028 (SLS)

Naturalmente NASA inició en 2010 el diseño de su programa «Space Launch System» o sencillamente SLS, que recogía parte de la filosofía del STS (re-utilización de componentes) para abaratar gastos y por otra parte la potencia del cohete Saturno V, que permitiría misiones tripuladas orbitales, a la Luna y más allá; el planeta rojo. El contratista principal del SLS ha sido la siempre fiel empresa Boing.

1280px-Orange_tank_SLS_evolution_-_Post_CDR
El diseño del SLS de NASA en sus diferentes configuraciones. La segunda por la izquierda es la que incluye la capsula Orión con tripulación.

Actualmente, a pesar de los retrasos, y tras asegurar la administración del presidente Trump [7] mediante la llamada «Directiva de Política Espacial 1» que la agencia espacial estadounidense  volvería a la Luna con el programa Artemisa en el año 2024 y lo haría «para quedarse», parecía  que adquiría ciertas dosis de realidad  tras la petición al congreso de 1600 millones de dólares adicionales el pasado verano, entre el escepticismos de muchos técnicos que consideran una fecha muy precipitada en función del estado de proyecto.

Starship_SaturnoV_SLS
El SLS comparado con el Saturno V y con el proyecto de la “Starship” de Elon Musk para viajar a la Luna y Marte.

Lo cierto es que el SLS block-1 ya ha pasado sus fases de prueba, y la capsula de tripulación Orión también, así como el modulo de servicio, de unos 4 metros de longitud que ha sido construido por la Agencia Espacial Europea, y ya ha sido sometido a las pruebas necesarias durante el pasado año.

SLS
Parte principal del SLS para Artemisa. Crédito NASA

De hecho la fase siguiente será el primer vuelo del conjunto de todo el sistema en un vuelo de prueba sin tripulación bautizado como EM-1 (Artemisa-1) que debería llevar la cápsula Orión hasta órbita lunar y volver de nuevo a nuestro planeta para ser recuperada en el mar sin incidentes, y que partiría desde la rampa 39B del complejo de lanzamiento de cabo Kennedy en algún momento del próximo año.

news_Orion260320
La cápsula Orión y modulo de servicio para Artemisa, durante los ensayos de resistencia. Crédito NASA.

Sin embargo para descender sobre nuestro satélite en 2024,  la NASA aún no cuenta con un modulo lunar (HLS), y para ello abrió ofertas a diferentes empresas privadas el pasado año. Finalmente ha sido este mes de abril cuando dio a conocer las tres empresas finalistas que competirán por construirlo; Blue Origin, Dynetics y Space X, estableciendo que en febrero de 2021 decidirá que diseño es el finalista y que por tanto deberá construirlo para su entrega.

HLS_Artemisa
Concepto artístico de los 3 programas finalistas para fabricar el módulo lunar (HLS) del programa Artemisa de NASA

A todo esto, los planes futuros de NASA para permitir una estancia continuada en una futura base en la Luna requerirán de un número repetido de misiones y también de una estación orbital; la estación espacial Gateway alrededor de la Luna. Sin embargo el concepto de esta estación espacial, nunca se ha acabado de perfilar con definición, y la actual crisis mundial debido a la Covid parece hacer que se difumine aún más, al menos hasta el final de  esta década.

Esta modificación en el programa lunar ha llevado a hacer modificaciones importantes en el número de lanzamientos necesarios del SLS para el primer alunizaje que sería el EM-3 (Artemisa 3), muy probablemente estando constituido por dos lanzamientos consecutivos del SLS; uno de ellos con la Orión y el módulo de servicio y otro con el módulo de descenso lunar HLS.

SLS_planes
Los planes de NASA para el programa Artemisa de retorno a la Luna. Crédito NASA.

NASA se sitúa con estos cambios en más de 20 000 millones de dólares para conseguir –si todo va bien- poder hacer despegar el año que viene la EM-1 (Artemisa 1), pero los objetivos marcados de 2024 –claramente políticos ante la presión mediática de los éxitos chinos en el espacio-, parecen ser difícil de conseguirse.

Pero el SLS es un cohete grande, muy grande, para grandes lanzamientos de NASA. Para poner una carga útil en órbita de no excesiva en masa o llevar astronautas en la ISS es posible quedarse con un proyecto intermedio, que se lo puedan proporcionar las actuales empresas privadas del sector, tanto las componentes de ULA …como otras emergentes.

 

La empresa privada en el espacio: ¿sola o con leche?

Hemos mencionado la empresa privada Space X [8] anteriormente, sin duda es una de las fichas más importantes en todo este juego, que mueve miles de millones de dolares, centenares de miles de puestos de trabajo directo, desarrollos de proyectos innovadores, estudios de eficiencia de materiales o desarrollos óptimos de mantenimiento de soporte vital, entre otros campos que se me ocurren de forma rápida.

Si has leído hasta aquí, es que te apasiona la exploración espacial, y ahora es cuando más vamos a disfrutar del momento que se avecina en pocas horas.

Space X es una empresa aeroespacial privada fundada por Elon Musk en 2002, conocido por ser el fundador de PayPal o Tesla Motors, entre otras grandes empresas de impacto global. Cuando se lanzó a esta empresa aeroespacial, pronto fue tildado de multimillonario excéntrico. En 4 años había invertido 120 millones de euros en el proyecto, que contaba con unos 150 trabajadores en 2006. En 2008 ya eran 500 empleados y se anunció que había ganado un contrato de NASA para proveer carga útil a la Estación Espacial Internacional, con posibilidad de extenderse a misiones tripuladas, cuando las misiones del transbordador espacial (STS) se veían próximas a su fin.

Su primer cohete se denominó Falcon 1 y despegó en septiembre de 2008. Su primer cohete que alcanzó órbita y fue íntegramente recuperado ya se denominaba Falcon 9 y lo hizo en diciembre de 2010 y era ya el lanzador  insignia de la compañía. Aclarar que el número “9” de la denominación “Falcon 9” hace mención a los 9 motores Merlin desarrollados por Space X, y no por una numeración consecutiva en proyectos; es decir, no existió un Falcon 8,7 o anteriores.

En 2012, el Falcon 9 ya había realizado 40 lanzamientos con un importe de factura a clientes de 4000 millones de dólares, y por tanto un serio competidor para ULA, que cobraba 3 veces más por el mismo tipo de lanzamiento.  Space X era ya una empresa aeronáutica que merecía todos los respetos internacionales después de solo 10 años tras su fundación, y gracias a la tecnología en la que la re-utilización tenía gran importancia.

En diciembre de 2015 la recuperación de la fase central fue totalmente controlada, aterrizando de forma vertical, después de un largo desarrollo paralelo. Una buena compilación de vídeos sobre los ensayos iniciales de Space X para lograrlo, hasta el aterrizaje vertical de abril de 2017 (Falcon 9 CRS8)  lo podéis encontrar en [9].

Lanzamiento_Falcon9
Los lanzamientos (y recuperaciones de la fase principal) de los Falcon 9 se han convertido en un fenómeno retransmitido en directo a través de Internet por la empresa de forma habitual y seguido por decenas de miles de personas. Se muestras los datos de telemetría básicos y la fase de la misión. Crédito Space X.

Paralelamente Space X desarrolló la cápsula Dragon, que en su versión de carga sería capaz de atracar de forma autónoma a la ISS. Su diseño definitivo empezó en 2006 y su primer vuelo fue en diciembre de 2010, siendo recuperada con éxito. En mayo de 2012 llevó por  primera vez provisiones a la Estación Espacial Internacional (siendo recuperada también con éxito posteriormente) y convirtiéndose en la primera empresa privada en abastecer a la ISS dentro del programa de NASA «Commercial Crew Program». Sus misiones a la ISS para abastecimiento han continuado de forma habitual desde entonces, con una media de dos a tres misiones por año, hasta la actualidad.

Por cierto, Elon Musk anunció este año la variante Dragon XL pensando en el programa lunar y que debería ser lanzada mediante su Falcon 9 heavy, del cual hablamos un poco más adelante.

DragonCargo
La Dragon Cargo, en una de las misiones de abastecimiento a la ISS. Crédito NASA/CC.

En 2014 la NASA ya había seleccionado a Space X (y la CST100 de Boing) como las cápsulas con las que la agencia espacial americana contaría para volver a llevar astronautas (a un precio de 8000 millones de dólares en total por ambos desarrollos) a la ISS. El mito de Space X no dejaba de crecer, mientras Elon Musk anunciaba sus planes paralelos para la Luna y Marte (el Big Falcon Rocket o «Starship») y mantenía sus lanzamientos comerciales para empresas públicas y privadas a un ritmo frenético con su Falcon 9.

Carrera8
La CST100 de Boing y la Dragon de Space X. Las dos destinadas a llevar tripulación de NASA a la ISS en los próximos años. Dragon será , salvo catástrofe, la primera este próximo miércoles. Crédito EverydayAstronaut.com

La variante de cápsula que Space X desarrollaría para llevar astronautas a la ISS se denominó Dragon Crew o Dragon-2. En las pruebas, la  capsula sufrió una falla en 2015 que se debieron al sistema de retrocohetes para recuperación de la misma con la tripulación, lo que llevo a Space X a modificar el diseño, dotándola de paracaídas para la recuperación. A pesar de este inconveniente, Dragon Crew ha sufrido en sus pruebas mucha mejor suerte que su aliada-competidora CST100 (Boing) que ha presentado diversas fallas (una grave en 2018 en su primera prueba orbital) que han provocado unos plazos de puesta en servicio previstos más retrasados.

Carrera7
A la izquierda las cápsulas CST100 y Dragon en sus respectivos vectores de lanzamiento. A escala, el actual vector ruso que se utiliza para llevar tripulación a la ISS y por último el STS de NASA ,abandonado en 2011. Crédito EverydayAstronaut.com

Y es que Space X durante la última década tan solo ha tenido  un incidente en un  lanzamiento de un Falcon 9 (junio 2015) que llevaba  una nave de carga Dragon con destino a la ISS, que explotó durante la separación de la primera etapa del cohete. Sus cada vez más perfectas recuperaciones de la fase principal y de las cofias desde finales de 2015, han cambiado nuestra visión de los cohetes espaciales, aterrizando verticalmente sus recuperaciones (de momento) como si del cómic  de “Tintín: objetivo la Luna” se tratara.

Recuperacion_SpaceX_boosters
Recuperación (aterrizaje) de los cohetes aceleradores laterales del Falcon 9 Heavy, tras el lanzamiento de “Starman” a bordo del Tesla. Crédito Space X

En 2016 el lanzador Falcon 9 sufriría una revisión a raíz de una explosión durante la carga de combustible en la rampa de lanzamiento, y finalmente en 2018 el Falcon 9 alcanzaría su cuarta y última revisión (Falcon 9 block 5), que es la que está actualmente en uso y partirá en unas horas, junto con la capsula Dragon Crew y tripulación, hacía la ISS.

Paralelamente, en febrero de 2018, Space X lanzaba la prueba de su cohete más potente (reutilizable y recuperable de forma controlada), el Falcon 9 heavy, que puso en una órbita solar más allá de Marte el coche Tesla descapotable rojo de Elon Musk (como prueba de carga útil).

falcon9heavy_Motores
Vista inferior de los motores del Falcon 9 Heavy durante el ensamblado que es realizado horizontalmente. Crédito Space X

Si el Falcon 9 es capaz de levantar 22,8 toneladas a una órbita baja terrestre (LEO)  y 8 toneladas a una órbita de transferencia (GTO), en su actual configuración, el Falcon 9 heavy es capaz de levantar 64 toneladas a la LEO y  26 toneladas a GTO. Te recomiendo, si no lo conoces,  que disfrutes de este vídeo del primer lanzamiento del Falcon 9 heavy  en este enlace [10], es sencillamente impresionante. Falcon 9 heavy ha volado de forma comercial ya en 2 ocasiones (abril y junio de 2019) hasta el momento.

Pero no nos desviemos del tema, ahora ya casi al final. El Falcon 9 ha volado en 83 ocasiones, en 22 ocasiones llevando a la Dragon en su versión de carga, y muchas otras llevando satélites tanto militares como civiles de diferentes países, incluidos los famosos Starlink [11] de la propia Space X, y que son puestos  en órbita de 60 en 60 en cada lanzamiento.

Por cierto esta megaconstelación de satélites, en curso de despliegue hasta un mínimo de 12000,  ha generado bastantes «haters» de Elon Musk, por su brillo en el cielo nocturno. Pero te invito a que no te formes una opinión tan rápida sobre el impacto de los mismos sin conocer más profundamente el interés y los esfuerzos en curso de la propia compañía para minimizarlo. Incitar al odio entre humanos es fácil,  por desgracia.

Bien, pues con la configuración Falcon 9 + Dragon Crew, en marzo de 2019 se llevo a cabo la primera misión en modo autónomo hacia la ISS (misión conocida también como DM-1), de forma análoga a como lo haría si llevara a bordo tripulantes. Acopló sin incidentes y regresó a los cinco días, recuperándose con éxito.

LlegadaCapsula_18mayo
Dragon Crew (DM-2) a su llegada para ser ensamblada en el Falcon 9 días atrás. Crédito NASA/Space X

Al mes siguiente, y con la misma cápsula, pero durante un ensayo de su sistema de escape de emergencia para la tripulación (pero sin esta), explotó. El vídeo que circuló por redes sociales no era muy tranquilizador por la virulencia de la explosión. Identificado y subsanado el problema, una nueva capsula Dragon Crew realizó con éxito el ensayo de escape de emergencia en vuelo que puedes ver en este enlace [12]. Este éxito era el último requisito antes que los dos astronautas de NASA Behnken y Hurley, ataviados con los modernos trajes de cabina de Space X, partan hacía la ISS en la misión DM-2, el próximo miércoles 27 de mayo, pasadas las 20:30 horas (GMT).

SpaceX Demo-2 Rollout
Preparación del Falcon 9 + Crew Dragon para su disposición de lanzamiento. Crédito Space X.

Con esta misión finalizan casi 10 años en los que los astronautas estadounidenses precisaban de los servicios de Roscosmos para volar a la ISS. La NASA vuelve a tener alas, entre la incertidumbre de la pandemia que atravesamos, el aporte de la empresa privada (Space X) y los nuevos desafíos, que recordemos, entrañan siempre riesgos importantes.

DM_2_39A_Lista_ElonMusk
Falcon 9+ Crew Dragon DM-2 esperando el la mítica rampa de cabo Kennedy. Nótese el logotipo de NASA (el “gusano”) en el Cohete de Space X. Crédito Elon Musk.

Y todo esto, lo podremos seguir en directo a través de la web de space X, como es habitual en todos sus lanzamientos:

https://www.spacex.com/launches/

Como también por NASA TV, en su especial “launch America“:

https://www.nasa.gov/specials/dm2/

Salvo inclemencias o imprevistos de última hora que lo posterguen, recordad que este miércoles 27 de mayo a las 20:30 (GMT), 22:30 hora civil Española, tenéis una cita en directo con un lanzamiento que marca una nueva superación astronáutica.

Demo2_SpaceX_2
Bob and Doug, with Nasa and Space X. Crédito: Space X

¡Buen viaje a 400 kilómetros de altura sobre la superficie de la Tierra!

PD: por cierto, si quieres atracar la DM2 a la ISS, prueba el simulador que Space X pone a tu disposición, y siéntete un poquito (poquito) astronauta.

https://iss-sim.spacex.com/

Enlaces del Texto

[1] Y si todo sigue según lo previsto, volveremos a emitir  en directo, desde varios telescopios en la provincia de Castellón (España) nuevamente la Luna, pero esta vez en cuarto creciente y mucho mejor dispuesta para su observación telescópica que en fase de llena, nuevamente a través de Yotube (22:00 horas GMT) en el último sábado de mayo, en lo que confío marque una etapa más hacia el retorno a la normalidad en nuestras vidas. Enlace de Youtube https://youtu.be/e6dnN9BKHvQ La emisión será en estricto directo y no se procederá a su grabación.

[2] https://www.youtube.com/watch?v=WZyRbnpGyzQ

[3] https://www.youtube.com/watch?v=GmN1wO_24Ao

[4]https://www.forbes.com/sites/alexknapp/2019/07/20/apollo-11-facts-figures-business/#562499cb3377

[5] https://www.nasa.gov/mission_pages/apollo/index.html

[6] https://www.nasa.gov/centers/kennedy/about/information/shuttle_faq.html#10

[7] https://www.reuters.com/article/us-usa-trump-space/trump-to-start-process-of-sending-americans-back-to-moon-white-house-idUSKBN1E51QP?feedType=RSS&feedName=topNews&utm_source=twitter&utm_medium=Social

[8] https://www.spacex.com/

[9] https://youtu.be/AllaFzIPaG4

[10] https://youtu.be/A0FZIwabctw

[11] https://www.starlink.com/

[12] https://youtu.be/mhrkdHshb3E

El asteroide potencialmente peligroso 1998 OR2 y la Tierra

El asteroide potencialmente peligroso 1998 OR2 y la Tierra

El asteroide

1998OR2 (52768) fue un asteroide descubierto el 24 de julio de 1998 desde Hawái por el programa NEAT, que fue unos de los estudios profesionales dirigidos por JPL (NASA) para detectar y seguir asteroides, meteoroides y posibles cometas cercanos a la Tierra, cuyo acrónimo en inglés se conoce como NEO (objetos cercanos a la Tierra), entre 1995 y 2007.

Cuando fue caracterizado, se descubrió que era un asteroide de la familia Amor, con una órbita alrededor del Sol de 3,6 años, cuyo punto más cercano a nuestra estrella (perihelio) lo lleva a 1,01 unidades astronómicas (UA) el punto más lejano (afelio) a 3,7 unidades astronómicas.

1998OR2_poster
Órbita completa del asteroide 1998OR2. Desde más allá de Marte hasta las cercanías de la Tierra. Crédito Virtualtelescope

También se le calculó un tamaño de unos 2 kilómetros de diámetro, siendo posiblemente de 2×3 kilómetros y con una rotación de 4, 1 horas, deducido de las observaciones del radiotelescopio de Arecibo recientes (abril 2020) [1]. Es por tanto un NEO de los más grandes y por tanto brillantes  (a pesar de su poca reflectividad) que se acercan a la Tierra.

1998OR2_apr19_mosaic
Imágenes del radiotelescopio de Arecibo. Crédito AO/NASA
Arecibo_1998OR2
Imagen del asteroide tomada por el radiotelescopio de Arecibo. La pareidolia nos puede jugar malas pasadas, es bastante esférico. Crédito AO/NASA

En su órbita alrededor del Sol, tendrá un paso «cercano» a la Tierra el próximo miércoles 29 de abril a las 09:56 GMT, a una distancia de 6,3 millones de kilómetros, esto es nada más y nada menos que a más de 15 veces la distancia de la Tierra a la Luna (400 000 kilómetros).  Por tanto, NO, no entraña ningún peligro.

Sin embargo, al tratarse de un asteroide de tamaño «considerable» para ser un NEO, podrá alcanzar el brillo de la 11 magnitud, lo que lo pondrá al alcance de pequeños telescopios, siempre que sepamos dónde buscarlo con el mismo. No será por tanto visible a simple vista, y eso unido a que el confinamiento domiciliario debido al pandemia global que vivimos nos impide a muchos disfrutar del uso del telescopio, parece difícil que podamos observarlo. Sin embargo, podemos solucionarlo mediante la conexión por Internet a observatorios en remoto, que si lo van a seguir, como por ejemplo con el telescopio virtual [2].

Telescopio Virtual
Web del Telescopio virtual.

Para encontrar un paso más cercano de este asteroide, nos tendremos que esperar al 2079, fecha en la que pasará a 4 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

La clasificación del asteroide y los titulares en los mass-media

Es habitual que los medios generalistas no estén muy acertados con las noticias astronómicas. Muchas veces exageran titulares por desconocimiento o por una mala praxis periodística que busca el «clickbait» en medios de comunicación digitales, para obtener ingresos por publicidad en número de visitas. Basta que hagamos una búsqueda por internet con las siglas del asteroide y comprenderéis de lo que hablo.

Los NEO son todos aquellos objetos celestes (asteroides, meteoroides y eventualmente algún cometa) que se acercan a menos de 7 millones de kilómetro de nuestro planeta.

El cinturón de asteroides entre los planetas Marte y Júpiter recoge casi un millón de cuerpos, (aunque pensamos que puedan tener tres veces ese número) y se encuentran en órbitas lejanas a la Tierra y bien definidas.

Pero los NEO compuestos por asteroides tienen órbitas que cruzan las órbitas de los planetas internos. Para evitar confusiones,  hay que decir que cuando estos cuerpos cercanos son exclusivamente asteroides, se les denominan NEA, por su acrónimo en inglés también. Actualmente tenemos unos 22800 descubiertos y cada mes se descubren más, aunque pequeños. Sus órbitas pueden no ser estables, y por ello es preciso hacer un seguimiento de ellos.

Neo-chart

Actualmente pensamos que estadísticamente creemos tener conocidos todos los de más de 1 Km, pero a partir de tamaños por debajo de los 500 metros, no. Los de más de 150 metros se duplican cada década aproximadamente, y los más pequeños -la mayor población-  se detectan cada vez en mayor número conforme crec nuestros telescopios dedicados a esta tarea.

Pero dentro de los NEO se encuentran los asteroides  «Potencialmente peligrosos para la Tierra» (PHA), que cumplen dos requisitos; un diámetro de más de 150 metros y que su órbita se realiza a menos de 7,5 millones de kilómetros, es decir a 25 veces la distancia de la Tierra a la Luna. De estos objetos actualmente tenemos censados unos 2000 PHAs. Ni que decir tiene que estos objetos deben ser seguidos con especial interés por entrar a formar parte de cuerpos que podrían colisionar con la Tierra en algún momento del futuro debido a una perturbación ahora desconocida.

El titular

Claro, un objeto que denominamos «potencialmente peligroso para la Tierra» que «pasa» cerca de nuestro planeta astronómicamente hablando, puede despertar la curiosidad de muchas personas, posiblemente tú seas una de ellas, pero  para tu tranquilidad hay que dejar claro que solamente indica que son objetos a seguir para prevenir sustos con graves consecuencias para nuestra especie en un futuro. Otros titulares que difieran de esto, desde mi punto de vista, deja claro ante que calidad en divulgación científica estamos presentes.

¿Dónde encontrarlo?

Es un objeto de la magnitud 11 y por tanto bastante débil de localización si no se posee experiencia con la observación mediante telescopio. Es posible que la mejor solución sea tomar una imagen (DSLR o CCD de chip generoso) a foco primario de un telescopio de focal corta (mayor campo) y después buscarlo con calma en la pantalla del ordenador.

En todo caso para esta noche a las 22 horas (20 TU) se encontrará en 10h 35m 14s de ascensión recta y -19º 37’ 52” de declinación, en la constelación de la Hydra. Introduciendo los elementos orbitales proporcionados por el MPC en el software gratuito Stellarium, esta es su ubicación. Si vas a intentarlo ¡mucha suerte!

Posición_28abril22horas
La constelación de la Hydra y la posición del asteroide esta noche a las 22 horas (20 TU), según los datos MPC y los cálculos de posición del Software Stellarium.
Posición_28abril22horas_2
Detalle de la zona del asteroide a las 22 horas (20 TU) según los datos del MPC y cálculos de posición del Software Stellarium

 

¿Cómo de grave sería si…?

Bueno, si la actual desgracia que estamos viviendo a nivel global, no es suficientemente preocupante de cara a nuestra recuperación (en todos los sentidos) y a superar futuros escenarios similares, pues te voy a poner en números que cuanto menos ponga en relevancia lo importante que es la inversión decidida en ciencia, en este caso alerta temprana de detección  y proyectos astronáuticos de desvío de asteroides.

Asteroid_danger_explained
La ilustración de la Agencia Espacial Europea (ESA), creo que habla por si misma. Crédito ESA.

La Tierra se encuentra con objetos de entre  5 y 10 metros de diámetros de media cada cinco o siete años, desarrollando una energía a su entrada en la atmósfera equivalente a la explosión de Hiroshima.

El evento de Tunguska, en la estepa siberiana en junio de 1908, devastó más de 2000 kilómetros cuadrados y se piensa que corresponde con un cuerpo de unos 40-50 metros de diámetro, que generó una explosión aérea a unos 8 kilómetros de altura y de una potencia de unas 180 veces la de Hiroshima [3].

El bólido de Cheliábinsk, el 15 de febrero de 2013, y que fue registrado por numerosas cámaras, se trató de un meteoroide de unos 18-20 metros y registró una explosión aérea que empezó a los 20 kilómetros y duró hasta aproximadamente los 5 kilómetros de altura,  liberando 30 veces la potencia de Hiroshima. Más de 1100 personas fueron atendidas de diversa consideración al ser alcanzados por destrozos de la onda expansiva.  Pensamos que estos fenómenos se producen con una frecuencia aproximada de cada 10 años.

Un objeto con  150 metros ya podría ser un destructor de una ciudad grande, y como podemos pensar, hasta este tamaño son los que pueden preocupar a la comunidad astronómica internacional por considerar que no los tengamos todos localizados.

La extinción de los dinosaurios en el llamado límite  KT, hace unos 65 millones de años, está asociado al impacto de un asteroide de unos 10-15 kilómetros de tamaño.

Si deseas mayor información, tanto la NASA [4] como la ESA [5] están trabajando decididamente en estos objetos, y puedes encontrar información muy completa de alta calidad en los enlaces que encontrarás al final.

Poca broma, nuestra especie es más frágil de lo que nos pensamos, y que yo sepa, solo el desarrollo de la ciencia y la apuesta decidida por ella va a permitir que podamos tener un futuro.

Si te apetece jugar con simulaciones de impacto y sus efectos (aunque no te lo recomiendo en estas fechas) te sugiero el enlace de  Paul McBurney  [6] por ser muy sencilla, pero si deseas más rigurosidad, especialmente la del enlace de la Universidad de Purdue (Londres)  [7], en el que puedes jugar con parámetros (además del tamaño del impactador),  tales como la naturaleza de asteroide, el ángulo de impacto, la velocidad relativa, etc…, mucho más realista.

Supongo que cuando pase la tormenta, será momento de hacer las cosas mejor ¿no?

¡Gracias por leerme y cuidaros mucho!

Referencias del texto

[1] http://www.naic.edu/~pradar/press/1998OR2.php

[2] https://www.virtualtelescope.eu/2020/03/06/potentially-hazardous-asteroid-52768-1998-or2-close-encounter-online-observations-28-apr-2020/

[3] https://science.nasa.gov/science-news/science-at-nasa/2008/30jun_tunguska

[4] https://cneos.jpl.nasa.gov/sentry/intro.html

[5] http://neo.ssa.esa.int/neo-home

[6] https://asteroidcollision.herokuapp.com/

[7] https://www.purdue.edu/impactearth/

Astronomía en tiempos del Covid19 (VI) : ciencia ciudadana

Astronomía en tiempos del Covid19 (VI): ciencia ciudadana

Con esta sexta y última entrega, finalizo la serie de artículos que he estado redactando con una periodicidad semanal para hacer «astronomía desde nuestras casas» en tiempos de confinamiento domiciliario debido a la pesadilla de la pandemia global del Covid19.

En la anterior entrada me acordaba especialmente de los más jóvenes. En esta ocasión finalizo esta serie  coincidiendo –en nuestro país- con el inicio del lento plan de desescalada del confinamiento domiciliario, con una propuesta que llevo tiempo posponiéndola porque he querido hacer prevalecer el «ocio astronómico» como recurso de formación y entretenimiento frente a la «utilidad científica» que podemos realizar también desde nuestras casas. En esa línea, ayudar desde nuestra casa a los científicos desde propuestas que nos ofrecen para colaborar, es lo que se viene denominando «ciencia ciudadana».

Hace ya unos cuantos años, con la popularización de Internet en los países desarrollados, surgieron los primeros programas que podemos considerar pioneros en ciencia ciudadana, que en aquellos tiempos (años 90 del pasado siglo) eran menos vistosos y más destinados a la computación compartida de información científica y casi nula intervención activa del usuario.

CienciaC_SetiatHome
https://setiathome.berkeley.edu/

Los usuarios de ordenadores se descargaban un pequeño programa que se activaba durante los periodos de inactividad del equipo (salvapantallas) y procesaban pequeños paquetes de información, que eran devueltos a la organización que lanzaba la propuesta científica. Nos referimos como no, a «SETI at Home» [1], que se valía de la computación compartida para analizar los datos obtenidos con radiotelescopios (Arecibo y Jodrell Bank principalmente) en búsqueda de patrones repetidos o extraños que revelaran posibles emisiones de procedencia de inteligencia extraterrestre. Es paradójico que esta iniciativa, llevada a cabo principalmente por científicos de la universidad de Berkeley en las últimas dos décadas, precisamente en estas fechas eche el cierre temporal por la falta de datos para procesar y respaldo de organismos públicos en la continuidad del proyecto. La iniciativa de buscar a ET parece que va quedando solo en manos de la iniciativa privada altruista.

CienciaC_Zoouniverse_Space
https://www.zooniverse.org/projects

Actualmente el panorama es muy diferente. Zoouniverse [2] es la plataforma más grande actualmente disponible en Internet de ciencia ciudadana, con multitud de proyectos en muchos ámbitos.

Entre esta gran oferta de proyectos, en lo que es propiamente la astronomía («Space») podemos encontrar «Galaxy Zoo: Clump Scout» en la que, mediante el estudio de imágenes, podemos ayudar a los astrónomos a encontrar regiones donde nacen las estrellas, o «SuperWASP Variable Stars» en donde podemos ayudar a descubrir estrellas variables de las más extrañas a partir de datos de fotometría de estrellas variables, o «Backyard Worlds: Planet 9» estudiando imágenes de infrarrojo para  la búsqueda del supuesto planeta nueve de nuestro sistema solar.

CienciaC_DECaLS
http://legacysurvey.org/viewer?ra=147.45674&dec=1.09255&zoom=14&layer=decals-dr5

Aunque hay más proyectos reunidos en esta plataforma (desde colaborar en la búsqueda de supernovas o asteroides), sin duda justo es citar uno de los más famosos, por ser de los pioneros, el «Galaxy-Zoo» en la que los usuarios ayudan a clasificar la morfología de las galaxias. Si en la anterior campaña se utilizaron imágenes del  Sloan Digital Sky Suvey (SDSS), actualmente se utilizan imágenes de la Dark Energy Camera Legacy Survey (DECaLS) del telescopio de 4 metros Víctor Blanco (Cerro Tololo, en Chile), que además nos invita a navegar por el cielo con las imágenes de este telescopio y, con diferentes opciones del survey y al que merece echar un ojo [3].

CienciaC_Spacehack
https://spacehack.org/

SpaceHack [4] también es una plataforma dirigido a hacer ciencia ciudadana en diferentes proyectos, recogiendo actualmente más de 20 en astronomía. De entre ellos destacaríamos «Mars-Planet Four» en el que mediante imágenes del orbitador marciano de MRO  (NASA) se invita a marcar determinadas estructuras que puedan indicar posteriormente parámetros relativos a los vientos marcianos,  o «Planet  Hunters TESS» en el que podemos analizar las imágenes del telescopio espacial TESS de búsqueda de exoplanetas y descubrir nuestro propio exoplaneta que hubiera pasado desapercibido para los astrónomos. Lógicamente aquí encontraremos proyectos cruzados con la plataforma anteriormente citada.

CienciaC_Astroquest
https://astroquest.net.au/

Astroquest [5] es una iniciativa más informal pero igualmente rigurosa, de astrónomos australianos dirigido por el Centro Internacional de Investigación de Radio Astronomía [6], dependiente de la Universidad Curtin y la Universidad de Australia Occidental. En ella podemos ayudar mediante la selección de imágenes, a comprender mejor la evolución de las galaxias.

CienciaC_CitizenSciencie_NASA
https://science.nasa.gov/citizenscience

NASA también ofrece la oportunidad de realizar ciencia ciudadana desde su portal «Citizen Sciencie»[7], en el que nuevamente podemos encontrar proyectos que se cruzan con los dos portales anteriormente citados, pero algunos propios de NASA. Dentro de la opción de «Solar System» encontramos el de «JUNOCAM»[8] que como algunos de vosotros sabréis es la cámara que suministra imágenes del orbitador JUNO (NASA) alrededor del planeta Júpiter, en uno de los cinco proyectos «New Frontiers» actualmente en desarrollo o en diseño de la agencia espacial norteamericana. Desde esta iniciativa podemos proponer al equipo de la misión objetivos interesantes a fotografiar a partir de imágenes que hubiéramos obtenido con nuestros equipos amateurs o poder procesar las imágenes en bruto de la cámara y ver procesados de otros integrantes del proyecto. Un «cachito» de la ciencia que se desarrolla en NASA cuando se explora otro mundo puede ser nuestro.

CienciaC_Juno
https://www.missionjuno.swri.edu/junocam

Otra opción interesante es «target Asteroids»[9] en el que si dispones de un telescopio de 20 centímetros de diámetro y una cámara CCD (o puedes tener acceso a ellos)  puedes participar en la búsqueda de asteroides de una lista propuesta por el propio equipo de la Osiris-Rex (NASA) en el asteroide Bennu (que el pasado 15 de abril hizo el primer simulacro de contacto con el asteroide para tomar muestras). Si, lo sé, esta astronomía ciudadana ya no se hace desde el sofá de casa e implica desplazar instrumental y poseer una ciencia experiencia con la astronomía (obtención de imágenes CCD), pero no por ello podemos obviar que existen programas de colaboración en todos los niveles.

CienciaC_TargetAsteroid
https://www.asteroidmission.org/get-involved/target-asteroids/

De hecho una referencia cruzada que está implicando a muchos grupos de estudiantes de secundaria de diferentes países y también auspiciada por la Unión Astronómica Internacional (UAI) hace referencia a la búsqueda de asteroides lejanos  transneptunianos (TNO’s) que podemos encontrar en la «IASC» [10]. En esta iniciativa enseñan a utilizar el software «Astrometrica» [11], que es de libre descarga y uso durante un periodo de 100 días, con la finalidad de identificar posibles nuevos asteroides a partir de imágenes que son proporcionadas. Muy indicado para docentes de secundaria que deseen introducir a sus alumnos en la ciencia ciudadana buscando asteroides y poder conseguir reconocimiento por parte de un organismo internacional.

CienciaC_IASC
http://iasc.cosmosearch.org/

Por último, nos habremos percatado que todos estos proyectos son iniciativas internacionales, y que por tanto en su mayor parte todas se encuentran en el idioma inglés que de momento, en el siglo XXI continúa siendo el idioma que utiliza la ciencia). En realidad no nos deberíamos asustar por ello, al contrario más bien lanzarnos sin miedo, pero podemos hacerlo con un flotador importante, como es el traductor de las páginas web cargadas en el navegador Google Chrome y que pueden ser traducidas automáticamente mediante un simple click, con una muy buena calidad en la misma.

¿Es posible encontrar alguna iniciativa de ciencia ciudadana sobre astronomía en español? Pues la verdad es que si, y muy buena. El Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) es una de las instituciones de prestigio internacional que entre sus tareas vinculadas a la investigación, desarrollo y docencia, también encuentra sitio para la astronomía en la ciencia ciudadana.

Entre su extensa plantilla el Dr. Miquel Serra es el impulsor principal de la aplicación  «CazaAsteroides»[12], que propone la identificación de posibles asteroides a partir de imágenes facilitadas,  en un entorno amigable y casi con forma de entretenimiento. Se trata de una aplicación realmente atractiva.

CienciaC_Cazaasteroides
https://cazasteroides.org/es/

De hecho se facilitan varios vídeo tutoriales (webinars) donde se explica profundamente y de forma sencilla los pasos a seguir para utilizar la aplicación, que es posible utilizar en versión web, o plataformas IOS y Android. Esta aplicación tiene el respaldo del Gobierno Español y la FECYT (Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología).

En esta misma linea, categorizar mejor muchos de ellos, descubrir nuevos asteroides o recuperar órbitas de otros, tenemos también un programa educativo coordinado por el Observatorio Virtual Español (SVO) conocido por «Identificación de Asteroides Cercanos a la Tierra» [13], en el que podemos encontrar también unos vídeos sobre como trabajar con las imágenes proporcionadas desde el mismo.

CienciaC_Identficacionasteroides_SVO
https://near.cab.inta-csic.es/main/index.php

Por último, un tercer proyecto de ciencia ciudadana dentro de la astronomía y en español, se trata de la iniciativa  «Vigilantes de la noche» [14], de la mano de la Federación de Asociaciones astronómicas de España (FAAE), Red Andaluza de Astronomía, Cel Fosc-Asociación contra la contaminación lumínica y la Fundación andaluza DESCUBRE. Se trata de, mediante cartas del cielo suministradas on-line y mediante geolocalización, determinar cuantas estrellas podemos distinguir (se puede aumentar o disminuir el número de estrellas de las cartas y por tanto el número de estrellas visibles), para después reportarlo y poder establecer así cual es la magnitud de la polución lumínica en nuestra localización y intentar determinar con muchas medidas la de nuestro estado. Es una iniciativa similar -también de ciencia ciudadana-  de carácter internacional a la conocida como «Globe at Night» [15] y que está teniendo tanto muy buena acogida como resultados, y está sirviendo para concienciarnos del despilfarro energético  (y agotamiento de recursos) que estamos realizando a nivel mundial y que tiene  como efecto colateral la pérdida de la noche estrellada.

CienciaC_Vigilantesdelanoche
https://www.vigilantesdelanoche.es/

Y hasta aquí esta larga y última entrega de Astronomía en tiempos del Covid. Si las habéis encontrado interesantes ( o no), por favor, no dejéis de comentarlo al final.

Confío en que esta dura prueba de resistencia (y por desgracia en muchos casos de dolor) nos haga valorar más – cuando finalmente la superemos- las cosas sencillas de la vida, la relación entre las personas como «aldea global» que compartimos todos, y la importancia que tiene la ciencia en nuestra sociedad y el respaldo incondicional que debemos de darle, ya que posiblemente sea el único camino para sobrevivir como especie en un futuro que siempre puede tornarse incierto y mostrarnos nuestra fragilidad.

Os deseo una pronta recuperación del daño que nos ha causado en estos meses la inevitable historia de la humanidad en uno de sus momentos más oscuros.

¡Gracias por leerme!

Referencias del texto:

[1] https://setiathome.berkeley.edu/

[2] https://www.zooniverse.org/projects

[3] http://legacysurvey.org/viewer?ra=147.45674&dec=1.09255&zoom=14&layer=decals-dr5

[4] https://spacehack.org/

[5] https://astroquest.net.au/

[6] https://www.icrar.org/

[7] https://science.nasa.gov/citizenscience

[8] https://www.missionjuno.swri.edu/junocam

[9] https://www.asteroidmission.org/get-involved/target-asteroids/

[10] http://iasc.cosmosearch.org/

[11] http://iasc.cosmosearch.org/Home/Astrometrica

[12] https://cazasteroides.org/es/

[13] https://near.cab.inta-csic.es/main/index.php

[14] https://www.vigilantesdelanoche.es/

[15] https://www.globeatnight.org/

 

 

Astronomía en tiempos del Covid19 (V): el futuro

Astronomía en tiempos del Covid19 (V): el futuro

Hoy domingo y como vengo haciendo durante el último mes (pero los sábados), quería finalizar mi modesto aporte a sobrellevar mejor el confinamiento debido a la pandemia mundial de Covid19 mediante una entrada dedicada a la «ciencia ciudadana» vinculada a la astronomía, que como muchos sabréis, son recursos que diferentes organizaciones gubernamentales de investigación u organismos independientes, ponen al alcance del ciudadano, para que mediante su colaboración pueda contribuir a hacer ciencia desde casa. Así podemos encontrarnos desde intentando descubrir exoplanetas y/o asteroides, hasta ayudar a clasificar galaxias, cómodamente desde nuestras casas.

Pero no sería justo finalizar esta serie de entradas olvidándome de aquellos que también estas semanas son unos auténticos héroes: nuestros pequeños. Confinados en nuestras casas desde hace ya cinco semanas (aquí en España), sin poder volver a sus escuelas, sin ver a sus amigos y compañeros, sin poder jugar en los parques, sin apreciar la naturaleza que brota tranquila en aquellos lugares donde es posible apreciarla. Nuestros pequeños y pequeñas que no pueden recibirnos con una sonrisa en medio de la calle. Y también para los niños algo más mayores que juegan imaginando poder arreglar un mundo, cuyos padres no estoy muy seguro que estemos a la altura de legarles. Esta entrada es por ellos y ellas, y es la mejor forma de pedirles disculpas por los meses que les hemos robado, la primavera (boreal) que les hemos robado, porque son las personas cuyo futuro ponemos en riesgo mediante una sociedad cuya fragilidad actual ha quedado patente con este doloroso aviso.

Como siempre, aunque rara vez lo consigo, os invito a que participéis aportando comentarios de nuevos recursos, opiniones o lo que os venga en gana. Sentid este blog como vuestro, pasad, también es vuestra casa.

Para los más pequeños, lo mejor para acercarles a la astronomía -a falta de poderles mostrar un cielo estrellado y la Luna-, mediante los tamaños de nuestra Tierra y nuestra Luna, incluso incluyendo sus separaciones relativas.  Si tenemos un balón de fútbol (no hace falta que sea reglamentario) cojamos uno. Algunos globos de la Tierra de esos que hacen muchos años estaban de moda con sus países dibujados en colores, también puede servirnos. Ambos tienen un tamaño similar, sobre los 21 centímetros de diámetro. Esos 21 centímetros representarán a nuestro planeta, con un diámetro real de unos 12800 kilómetros.

Ahora podemos buscar un objeto para la Luna en esa escala. Por cierto, es una pena, porque entramos en la semana de Luna nueva (próximo día 23 de mayo) y no se la podemos enseñar en el cielo desde nuestras ventanas o balcones hasta la última semana de abril si tenemos orientación Oeste desde nuestras casas.

El objeto que debemos buscar es de unos 5,7 centímetros, si son 6 centímetros  tampoco os preocupéis, se trata de mostrarles – tocando – una idea espacial de los tamaños y separaciónes.

Balon_clementina
La Tierra y la Luna

Podéis tomar alguna  pequeña naranja mandarina o fruta con cierta esfericidad. Una pelota de tenis es de 6,5 cm, y ya nos estaríamos pasando en tamaño, salvo que el tamaño fuera el de un balón de unos 24 centímetros de diámetro.

Le podéis dar a elegir a vuestro pequeño o pequeña si desea ser la Tierra o la Luna, independientemente de su elección, para simular los 400 000 kilómetros reales que nos separan de media, os tendréis que alejar  unos 6,5 metros…. ¡vaya! necesitáis una habitación algo grande. Ahora les podéis decir  «tú eres la Luna y yo soy la Tierra y esta es la distancia que nos separa para estos tamaños»

No dejéis de intentar explicarles  que la Luna orbita la Tierra en  27 días, aunque las fases son cada 29, pero bueno, eso mejor no lo intentéis,… muchos niños de 40 años no lo entienden habitualmente a la primera.

Bien, si son capaces de seguirnos hasta aquí, la otra demostración interesante sería pasar a explicarle el sistema solar (para esto ya deben ser algo más mayores).

En primer lugar tenéis que decirles que ahora la Tierra, para poderla comparar con el Sol, la tendremos que representar de otra forma por que el Sol es mucho, pero que mucho más grande que la Tierra. Es un cambio de escala arriesgado, que a los más pequeños les puede costar un poco de entender, pero no por ello pienso que debéis dejar de intentarlo.

Ahora nos tenemos que hacer con un objeto de un tamaño aproximado de 1 centímetro de diámetro. Una aceituna arbequina pequeña (esta variedad ya es de por si pequeña), o bien alguna pequeña bola de un rodamiento, o bien la hacemos a mano desmenuzando un poco de  poliespan (el «corcho blanco»). Ahora debemos intentar llamar la atención de que para representar el Sol, necesariamente el balón que era la Tierra ahora es la pequeña aceituna (o la bolita de poliespan). La Luna sería muy pequeña en esta escala, apenas una punta de un alfiler, casi 4 veces más pequeña que la aceituna….y ahora es cuando sacamos nuestro Sol…una de las pelotas grandotas de hacer gimnasia (Yoga, Pilates…) de 85 centímetros de diámetro (y si es amarillo o naranja, lo claváis).

Si, entiendo que quizás no todos tengáis una de estas pelotas tan grandes hinchables, pero si la tenéis es genial para esta comparación. Ahora uno será el Sol y el otro la Tierra ¡vaya!…pero para representar a esta escala la separación, os tendréis que separar nada menos que ¡91 metros!. No sé si vuestra casa tendrá cien metros de longitud, la mía desde luego no, pero le puedo mostrar a mi hija desde la ventana, donde aproximadamente me tendría que ir para representar las distancias reales proporcionales a estos tamaños.

Por cierto, si él o ella es el Sol (qué duda cabe que lo es), decirle que no se queme al sostenerlo, porque su superficie está muy caliente afortunadamente para la vida en la Tierra. Añadir también que se fije en su forma; no tiene puntas, es una esfera, una bola muy muy muy caliente y que la Tierra está tan lejos, que tarda un año en darle una vuelta.

Escalas_sistemasolar
Para jugar con el tamaño y distancias de los planetas. Magnitudes calculadas por el autor con cierta tolerancia de aproximación

Bien, es un experimento interesante con pocos recursos que seguro que les deja los ojos bien abiertos (a muchos adultos también). Por si queréis representar los otros planetas, aquí os dejo una tabla aproximada para el tamaño de las esferas que deberíais representar y a la distancia aproximada a la que las deberías colocar. Como las distancias son complicadas de representar o de indicar, os propongo que cojáis un plano de vuestra ciudad (Google Maps va genial) y que representéis la ubicación del Sol (naturalmente vuestro hogar) y la posición de los diferentes planetas. Lógicamente esto ya requiere la participación de niños no tan pequeños, y que conozcan aproximadamente su localización en la localidad.

Esta es mi recomendación «analógica» pero creo que muy efectiva, ahora vamos con las  recomendaciones «digitales» habituales durante todas estas entradas.

Una solución aún pensando en los más pequeños es la de colorear escenas espaciales, explicándoles aspectos llamativos de lo que colorean. Para este propósito tenéis múltiples recursos en Internet, yo me he decidido por el de «NASA Exoplanet Exploration» [1], porque si les habláis de planetas, podéis decirles que hay más planetas entre las estrellas. Jamás imaginé de pequeño que nadie me pudiera decir eso.

Colorear_niños_exoplanets
Vuestro hijo o hija debería de querer colorear Tatooine,perdón, Kepler 16b, explicarle porque hay dos sombras.

Ya os comenté en una entrada anterior la página para niños de la Agencia Espacial Europea (ESA) [2], que además está en castellano por ser España uno de los países miembro. Si la exploráis un poco veréis que hay múltiples opciones, siendo una de ellas la de colorear sin necesidad de imprimir o tener colorines, directamente en pantalla del ordenador, tableta o teléfono, «Colorea con Patxi» [3], lo cual tiene sus ventajas en no utilizar recursos y aumentar la destreza en el manejo de elección de colores y trazados sobre la pantalla.

ESA_KIDS
La página de ESA os ofrece multitud de recursos, explorarlos con calma antes de elegir cuál es el que le vais a proponer

Si vuestros futuros astronautas quieren algo más de acción, tenéis también juegos en la página citada, aunque yo prefiero la de conducir un rover sobre Marte, eso está más de moda, y lo podéis encontrar en la página de NASA [4], aunque estas cosas ya requieren más destreza. Esta última opción requiere que el navegador no bloquee las aplicaciones de tipo Java (el navegador de Chrome por defecto bloquea este tipo de ejecuciones, y le tenemos que dar permiso).

NASA_STEM
La página de NASA también es digna de explorarse con calma antes de decidirse por alguna de las actividades. Tanto desde NASA at Home como NASA STEM K-4 son interesantes.

Para niños algo más mayores (sobre los 9 años), aunque esto siempre es una aproximación, tenemos  «NASA STEM Engagement» [5]. Donde puede ser interesante explorar las opciones que se ofrecen en «Grades K-4» (4º de primaria) donde hay una variedad de recortables, creación de máscaras de cada planeta y multitud de actividades que podréis encontrar interesantes. Aquí si que tendréis que tirar mano de impresora, tijeras y colorines y algunos otros elementos que tenemos en casa. Aunque el idioma es el inglés, el idioma de imágenes es internacional y no creo que os suponga ningún problema.

Exoplanet_Bureau
Es posible que a vuestros hijos no les guste tanto como a vosotros

Por último, y esto para nuestros pre-adolescentes y adolescentes más interesados en el espacio que sueñan con otros mundos, os aconsejo la «oficina de viajes a Exoplanetas» de la NASA «Exoplanet Travel Bureau » [6], aunque ciertamente no sé si disfrutarán más ellos o nosotros. También desde aquí podréis acceder a los posters para imprimir y colorear de  los diferentes planetas que nos interese visitar.

Por último, os incluyo dos aplicaciones que podéis utilizar para vuestros pequeños en la tableta o en el móvil: «Solar System Scope» (INOVE, s.r.o), de carácter gratuito (con anuncios) para dispositivos Android y 78 Mb de tamaño, especialmente para los más interesados  y «Solar Family-Planets of Solar system for Kids» (Dweek Studios) de 76 Mb y también para la misma plataforma, pensado para más pequeños y si además deseáis que aprendan Inglés.

Screenshot_20200419-040020_Solar System Scope
Crios niveles avanzados. Solar System Scope
Screenshot_20200419-041327_Solar Family
Crios nivel básico. Planets of solar system for Kids.

La ventaja de muchas de estas aplicaciones es que se pueden probar en su modo gratuito (que suelen ser suficiente a no ser que tengamos astrónomos y astrónomas en potencia), y ver si se ajustan a que llamen la atención de los pequeños. Es conveniente siempre fijarse en el número de descargas y  también en los comentarios de los usuarios.

Deseando que pronto nuestros pequeños y pequeñas puedan correr en libertad y compartir sus juguetes con sus amigos en los parques, os envío ánimo y fuerza, y gracias por leerme.

Referencias del texto:

[1] https://exoplanets.nasa.gov/multimedia/exoplanet-travel-bureau/?page=0&per_page=25&order=pub_date+desc%2C+id+desc&search=&category=122%3A174

[2] http://www.esa.int/kids/es/Aprende

[3] http://www.esa.int/kids/es/Juegos/!Colorea_con_Paxi

[4] https://www.nasa.gov/kidsclub/flash/games/level3/Roving_On_Mars.html

[5] https://www.nasa.gov/stem y https://www.nasa.gov/stem-at-home-for-students-k-4.html

[6] https://exoplanets.nasa.gov/alien-worlds/exoplanet-travel-bureau/

 

Astronomía en tiempos del Covid19 (IV)

Astronomía en tiempos del Covid19 (IV)

 

Una semana más os ofrezco algunos enlaces de interés que siguen completando todo lo que podéis encontrar en las tres entradas anteriores de este blog. La finalidad: ofreceros información y materiales, conferencias y charlas de astronomía (prioritariamente en directo) que os sorprendan u os aporten información adecuada para vosotros o para los más jóvenes que se acercan –quizás por primera ocasión- a la astronomía, desde el obligado confinamiento que estamos sufriendo un tercio de la humanidad.

Mantener la mente ocupada desde la curiosidad por la ciencia, y en particular por la astronomía, creo que siempre es una buena opción, incluso en aquellos momentos más oscuros.

Al igual que nos hicimos eco de la iniciativa de la Agrupación Astronómica de Sabadell de dar acceso público a sus charlas, la Agrupación Astronómica de Madrid (AAM) ha hecho algo similar en su página web, poniendo en abierto un buen número de las que realiza los martes [1], de los más diversos campos.

AAM

Por otra parte, la más modesta agrupación  Salmantina «El cielo del Zacut»[2]  ofrece desde esta semana, charlas en vivo los lunes y viernes, que después pone en su canal en Youtube y que creo que ofrece buenas expectativas, ojalá continúen con su iniciativa. Todas las charlas son a las 17:00 GMT (19 hora española).

Cielo_Zacut

Por otra parte, instalando la aplicación gratuita «zoom» totalmente segura, que se ha puesto muy de moda para organizar videoconferencias en grupo por motivos evidentes, es posible asistir a una serie de charlas de astronómicas organizadas por la «Fundación Starlight» (Instituto Astrofísico de Canarias) a partir del próximo lunes 13 de abril [3]. El proyecto de charlas y conferencias está aún en confección a la hora de escribir estas líneas [3] pero promete ser diverso y cuanto menos muy digno de echarle una ojeada. Las charlas empiezan a las 17:00 GMT (19 hora local) en sesiones en vivo de 15 minutos y 15 minutos para preguntas y se prolongarán durante dos semanas.

Fundacion_Starlight

De las últimas propuestas, tres más lúdicas. Una de la mano del CSIC «UNAWE, ¡Explora el Universo!» [4] que incluye juegos y adivinanzas para los más pequeños. Para más mayorcitos, un test de conocimientos de astronomía de la mano de «National Geographic España» [5]. Finalmente, como curiosidad y quizás para los más mayores (o no) de la mano de NASA, ¿Qué vio el Hubble el día de tu cumpleaños? [6], nuestro más potente ojo en el cielo que celebra precisamente los 30 años con las imágenes más bellas del universo y del que tratamos en una entrada anterior.

UNAWE_CSIC

Por último, y como diccionario sencillo de (100) términos astronómicos por si os va haciendo falta (aunque hoy en día es fácil y rápido encontrar información astronómica on-line fiable, siempre que sepamos que fuentes utilizar), un diccionario de términos astronómicos de la mano de la Sociedad Española de Astronomía SEA [6].

Por cierto, si conocéis alguna  otra iniciativa interesante, no dudéis en compartirla como comentario, compartir es sin duda un acto de generosidad que todos necesitamos más que nunca.

HST_30aniversario

En la próxima entrega de «Astronomía en Tiempos del Covid», espero finalizar con la astronomía desde las aplicaciones de ciencia ciudadana.

Si os ha parecido interesante esta nueva aportación, no olvidéis dejar algún mensaje  con dudas, impresiones o sugerencias (siempre es muy gratificante) o suscribiros al blog.

¡Un saludo y mucha salud!

 

Referencias del texto:

[1] http://aam.org.es/index.php/2-uncategorised-699781/1462-conferencias-publico

[2] https://www.youtube.com/channel/UCAZcTipZtCkEYaR5JrFfchg

[3] Al pinchar por primera vez en el enlace, si el dispositivo no tiene la aplicación «Zoom», esta se instalará. La aplicación es poco pesada y segura, y se utiliza para videoconferencia en grupo. https://zoom.us/j/549270944

[4] http://sac.csic.es/unawe/index.html

[5] https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/cuanto-sabes-sobre-astronomia_10398/1

[6] https://www.nasa.gov/content/goddard/what-did-hubble-see-on-your-birthday

[7] https://www.sea-astronomia.es/sites/default/files/100_conceptos_astr.pdf

 

Astronomía en tiempos del Covid 19 (III)

Astronomía en tiempos del Covid19  (III)

Seguimos ofreciendo enlaces de interés desde donde podéis descubrir la astronomía que considero de gran interés, cómodamente desde vuestras casas.

Hago especial énfasis sobre las emisiones en directo de contenidos y la posibilidad que se abre al poder preguntar al conferenciante sobre las dudas de la presentación. Por supuesto después podéis ver el video normalmente en canales de Youtube, pero el hecho de asistir en directo de alguna manera ofrece cierto beneficio sicológico porque existe la posibilidad de comunicación bidireccional, y eso en estos momentos –al menos por mi parte- es de apreciar.

Quiero destacar nuevamente el Instituto de Astrofísica de Canarias, que en su canal  «IACUniversoEnCasa» [1], exclusivamente dedicado a aliviar intelectualmente la situación que vivimos de cuarentena, ofrece conferencias de muy diferentes temas en el ámbito de la astronomía. Las duraciones suelen ser entre 20 y 40 minutos y la emisión es -de momento- a las 20 horas (GMT).

IAC_canaluniversodesdecasa

El Planetario de Madrid también lo había mencionado con anterioridad a esta entrada por poner a disposición del público todas las charlas y conferencias de astronomía que se realizan periódicamente en las instalaciones, pero ahora se une a la emisión de directos cada dos días, empezando ayer viernes 3 de abril y que se denominan «Planetario en Casa»[2]. La duración también es aproximadamente entre 40 y 60 minutos incluyendo preguntas de los asistentes, registrando una alta participación en su primera emisión. La emisión -de momento- está pensada para las 18 horas (GMT). Grandes profesionales de la divulgación, como corresponde a un planetario.

Planetario_Madrid_Covidabril

Fuera de las conferencias y presentaciones en directo, también he encontrado interesante la propuesta de la Fundación Descubre, impulsada por la Junta de Andalucía y con patronos como el CSIC, el Observatorio de Calar Alto, el Ayuntamiento de Málaga o el Parque de las Ciencias de Granada entre otros.  Entre sus múltiples recursos que ofrece a organizaciones, museos y público particular, encontramos una sección de recursos de « Ciencia desde Casa» [3], en el que podemos encontrar entre otros, un videojuego (Let’s go to mars) para descargar para los más pequeños, o documentales sobre diferentes facetas de la ciencia (no exclusivamente de las astronomía).

FUNDACIONDESCUBRE

Por último por esta entrega, recomendaros un software muy interesantes para los más fanáticos de la exploración espacial, se trata del «NASAs Eyes Visualization» [4], es un software ligero (30Mb aprox) que accede a los recursos online de la exploración espacial que ha llevado el Laboratorio de Propulsión a chorro (JPL) de la NASA y que seguro que os sorprenderá a todos aquellos que no lo conocéis. Tanto para plataformas de ordenador de sobremesa como dispositivos móviles.

NASAsEyesVisualization

Espero que os ayude a estar un poco mas entretenidos durante esta época que nos ha tocado vivir, dejando nuestras mentes volar entre otros mundos y otras estrellas.

¡Cuidaros mucho!

Un saludo.

Referencias del texto:

[1] https://www.youtube.com/results?search_query=%23IACUniversoEnCasa

[2] https://www.youtube.com/channel/UCUUeIy9q01JUa76ecomyIeg

[3] https://fundaciondescubre.es/recursos/?categoria=cienciadesdecasa

[4] https://eyes.nasa.gov/

Astronomía en tiempos del Covid19 (II)

Astronomía en tiempos del Covid19 (II)

La semana pasada redactaba una entrada en la que os proponía actividades vinculadas a la astronomía y la exploración espacial para estos días de confinamiento domiciliario debido a la pandemia del virus que estamos sufriendo .

En ella os cité el programa gratuito y muy fácil de descargar e instalar Stellarium (y en español), con el que podéis simular el cielo estrellado, ver cómo se mueven los planetas, la Luna o las constelaciones con el cambio de fecha, y también servir para como cartas para imprimir para empezar a reconocer el cielo.

También os puse los enlaces a las principales agencias espaciales mundiales, donde podréis encontrar imágenes de gran belleza de todo tipo, juegos e información para niños de diferentes edades, e informaciones sobre los últimos descubrimientos. Solo esta información, en concreto del portal de NASA, os puede permitir pasaros horas y horas descubriendo cosas. Muchas de ellas están en inglés, lo sé, pero si utilizáis por ejemplo en navegador de Google (Chrome), os hará una traducción casi instantánea más que correcta.

Además hay que comentar que en nuestro país cada vez más organismos dedicados a la ciencia o a la divulgación científica se están volcando en ofrecer contenidos de astronomía para todos los públicos, voy a enumeraros algunos de ellos. No están ordenados ni por importancia ni por atractivo, eso seréis vosotros quienes mejor sepáis apreciarlo, si capta vuestra atención y os enseña cosas nuevas, o sencillamente no os parece adecuado.

En primer lugar citaros la oferta del Instituto Astrofísica de Canarias, (IAC) sin duda uno de los organismos profesionales de los que más orgullosos podemos estar en nuestro país. El IAC ofrece todas las tardes a las 20:00 (horario Español, 19 :00 GMT) unas conferencias con algunos de nuestros mejores astrofísicos y divulgadores, desde la caza de asteroides en nuestras casas (proyecto de ciencia ciudadana) a partir de imágenes, hasta  los problemas de polución lumínica o de la vida de las estrellas. Estos videos después también están disponibles en Internet, si no os podéis conectar en directo [1] y con el filtro del canal  #IACUniversoEnCasa.

2_IAC_1
El Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) realiza una charla cada día de unos 20 minutos de duración, en directo, con tiempo para preguntar por el público al conferenciante a través de youtube (disponible tanto por su canal de Youtube como por Sky-live). Después también quedan grabados y a disposición de los interesados.

También se emiten por Sky-live.TV [2], un canal destinado a emitir eventos astronómicos en directo en los últimos años, llevado por el Dr. Miquel Serra (IAC).

Por otra parte, el Planetario de Madrid, también pone a disposición de quien lo desee todas las conferencias que de forma periódica se realizan en el mismo de los dos últimos años [3], todas de una excelente calidad e impartidas por los mejores de nuestros profesionales y también algunos distinguidos invitados internacionales, como la que impartió el máximo responsable de JPL-NASA,  Dr. Larry Jame, el pasado mes de octubre.

PlanetarioMadrid_charlas
Conferencias en el canal de Vimeo (también está disponible el de Youtube) del Planetario de Madrid.

La Agrupación Astronómica de Sabadell, organiza charlas de un estupendo nivel y de los campos más diferentes de forma semanal para sus asociados, ahora pone una primera selección de ellas desde su página web sin necesidad ser socio, merecerle la pena echarle una ojeada por si algunas de las que van publicando os interesan [4].

También el Museo de las ciencias de A Coruña ha tomado la iniciativa de retransmitir sesiones de astronomía  a través de su facebook, pero desde casa (planetario en vivo con mi amigo Borja Tosar) que después será colgado en su canal de youtube [5].

Casa_ciencias_covid
Planetario de la Casa de las Ciencias de A Coruña, emite su doble sesión de hoy sábado de “Planetario en Vivo”  a cargo de Borja Tosar,  por su Facebook y después estará en Youtube.

Espero que encontréis de interés esta nueva entrada y os ayude a llevar mejor esto de quedarse en casa.

Mucho ánimo, cada día que pasamos es un día menos que nos queda para poder salir a ver el cielo estrellado y estar con los nuestros.

Un abrazo y a vuestra disposición para cualquier consulta.

Referencias del texto

[1] https://youtu.be/nRiY4vLBj-4

[2] http://www.sky-live.tv/?fbclid=IwAR0h6LvnTuVgyjQ6GjRdvynouvcuqirdhTxrnJ4I8J1C3B5Mu1rxZ0RjRGQ

[3] https://www.youtube.com/playlist?list=PLAAN5_6RGD3D8SNyYf-WziGqX6H5s9ZBP (2019) y https://www.youtube.com/playlist?list=PLAAN5_6RGD3ADQnDQznOK6fNaWpYWvXFE (2017) y https://vimeo.com/user14912981 en el canal de Vimeo

[4] https://astrosabadell.org/es/activitats/astronomia-de-confinament/1849-conferencies-de-astronomia-en-casa

[5] https://www.youtube.com/user/casaciencias

Astronomía en tiempos del Covid19

Astronomía en tiempos del COVID19

Reconozco que aún estoy en shock. Jamás pensé que las películas sobre pandemias y desastres similares, se harían parcialmente realidad.

Ayer fue el primer día de la primavera boreal de 2020, y aquí llevamos una semana confinados en los hogares, en estado de emergencia nacional. Estamos siendo asolados gradualmente todos los países del mundo por una pandemia que se originó en China posiblemente hace casi tres meses, y para la cual, no hay actualmente tratamiento efectivo y mucho menos vacuna.

Calles desérticas, sin coches, sin peatones, sin niños jugando. Fuerzas de seguridad patrullando las calles y vigilando que se cumpla el confinamiento. El ejercito desplegado para ayudar a las otras fuerzas de seguridad y al servicio sanitario. Hospitales desbordados, sanitarios contagiados, algunos ya sin camas en UCI disponibles en algunas zonas. Rozando la pesadilla.

Pero no, no es solo aquí, es progresivamente en todo el mundo; imágenes icónicas de los lugares más emblemáticos del mundo se vuelven más irreales que las de peliculas de ciencia ficción, cuando no se ve a ninguna persona en pleno día, o todo lo más algún militar pertrechado para un ataque biológico.

Es cierto que, aunque con dolorosas pérdidas de vidas humanas que actualmente se cuentan ya en decenas de miles a nivel global, la letalidad de la pandemia no llega a las de las películas que me han gustado ver en cine,… pero quizás ya no me vuelvan a gustar.

Cierto miedo en el cuerpo, pisando la calle una vez por semana para ir a los supermercados a comprar lo básico y ver el rostro del miedo en muchas otras personas.

Para los que estáis leyendo estas líneas, decir que esto pasará, venceremos, y ojalá aprendamos la lección de que la ciencia y la inversión en ciencia es la respuesta al futuro de nuestra especie, si es que queramos que tenga futuro.

Muchas son las horas las que estamos ahora delante de una pantalla casi sin querer, y mi intención es aportar un minúsculo granito de arena a la distracción de nuestra mente con la astronomía, y ayudar a que todo esto nos pase lo antes posible.

El futuro es incierto, y si la astronomía nos lo muestra de vez en cuanto al intelecto, la biología acaba de hacérnoslo sufrir en nuestras carnes.

¿Qué puedo observar allí arriba para olvidarme de lo de aquí abajo?

Bueno, asumo que no eres de los afortunados que tienes una terraza donde ver el Sol y por la noche las estrellas, pero si por un casual lo eres, ¡enhorabuena!, disfruta de esta extraña y tensa espera en la terraza de tu casa, y de Venus en el cielo durante las primeras horas de la noche hacia el Sur-Suroeste ¿Inconfundible, verdad?

Su brillo es el más alto después del Sol y la Luna, alcanzando la magnitud -4,5. Con la próxima Luna nueva (martes 24), Venus alcanzará su máxima separación aparente del Sol. La Luna en fase de creciente se acercará aparentemente al planeta la tarde del día 28 de marzo.

En el sur a primera hora de la noche podemos encontrar la constelación de Orión, con la rojiza estrella Betelgeuse recuperándose de ese mínimo histórico que nos ha tenido entretenidos a todos los astrónomos (con las más variables hipótesis sobre lo que le sucedía) desde finales del año pasado y principios de este [1]. Ahora ya es claramente más brillante que Bellatrix (el otro hombro del guerrero mitológico), y parece que la explosión como supernova se pospone unos miles de años,… o quizás no.

¿Qué eres nuevo en esto de reconocer las estrellas y no encuentras la constelación de Orión y  la estrella Betelgeuse?

Bueno, pues posiblemente deberías ir a comprarte un planisferio celeste a una librería (unos 15-20 euros), pero como eso es bastante complicado actualmente en buena parte del mundo, siempre puedes recurrir a imprimirte una carta celeste mediante algún programa gratuito para ordenador que te puedes descargar con facilidad desde el enlace  suministrado [2].

Stellarium_0
Página de descarga del Stellarium

Aunque hay varios programas de este estilo muy interesantes, yo te recomiendo este, el «Stellarium». Es gratuito para Windows , Linux y MacOS, no así para dispositivos Android.

Prácticamente solo necesitas descargarlo, instalarlo y abrirlo. Está en español, y los controles son muy intuitivos y fáciles de manejar.

Solo tendrás que abrir y buscar en la barra de herramientas izquierda (aparecerá al acercar el ratón al borde izquierdo) el botón «Ubicación» y poner la tuya (o bien buscarla en la lista). Se accede también directamente con la tecla F6.

Stellarium_1
Lo primero, una vez instalado, elegir la ubicación desde donde vas a observar

Por defecto el programa lee la hora del ordenador y por tanto si te lo descargas e instalas a las 10 de la mañana, te mostrará el cielo con el Sol y el horizonte (que se puede personalizar), pero puedes poner la hora de la observación en el botón que hay bajo el botón anterior, y que es «Fecha y hora». Se accede también directamente con la tecla F5.

Decide la hora que vas a observar el cielo y el día y ahora ya puedes imprimirte la carta con el zoom que desees (puedes aumentar o disminuir el campo mostrado con la rueda del ratón), desde todo el cielo a solo una parte que te interese. Después pinchando y arrastrando podrás cambiar de zona, o bien buscar el objeto que desees  con el botón “ventana de búsqueda” o bien pulsando directamente F3.

Stellarium_2
El cielo para nuestra latitud (40ºN ,00W) el 28 de marzo a las 20:30 horas. Fíjate la proximidad entre la Luna y Venus. También puedes localizar la figura de Orión y la estrella Betelgeuse

Podrás añadir planetas, asteroides, satélites, las figuras de las constelaciones sobre las estrellas y una multitud de opciones que te animo a explorar. Es aconsejable no imprimir las figuras y solo las líneas de las constelaciones. Oriéntate con la carta hacia el cielo, y empieza a reconocer los asterismos más fáciles. Te propongo a primera hora que empieces con Orión precisamente (la cafetera italiana), y puedes saltar –imaginariamente- desde el no muy lejano Venus.

Es un potente software de planetario de carácter libre que se utiliza incluso para sesiones de planetario en vivo en planetarios portátiles educativos.

Pero, como dije antes, asumo que no eres de esos pocos afortunados que se pueden lanzar a ver el cielo de verdad y quizás no te apetece ver una simulación planetaria, a pesar de su potencial didáctico  para familiarizarnos de forma bastante intuitiva con los movimientos del cielo (adelantar y/o  atrasar el tiempo y ver como se sucede el movimiento planetario y las fases de la Luna por ejemplo).

Tranquilo, hay centenares de recursos interesantes.

Los recursos actualmente disponibles por Internet son muy numerosos y en constante crecimiento. Desde sencillamente contemplar imágenes de los planetas y desde los planetas, hasta de las galaxias más lejanas. No solo eso, sino que además puedes acercarte a lo que están observando los grandes telescopios terrestres o incluso hacer ciencia, con lo que se ha venido llamando la última década ciencia ciudadana, de la que hablaremos más adelante. Vamos a empezar por los derivados de la exploración espacial.

Si eres astrónomo de sofá, te sugeriría que  le echaras una mirada a las imágenes del espacio tomadas por el telescopio espacial Hubble, cuyo aniversario fue motivo de la entrada anterior [3], en la que al final te invito a que selecciones la imagen que más espectacular crees que ha tomado el telescopio en estos 30 años de servicio.

Hubble_Heritage
Página de Hubble Heritage. Las más bonitas imágenes del telescopio espacial Hubble en 30 años de servicio

En esta página cuyo enlace tienes en [4], herencia del proyecto Hubble, se recogen las más espectaculares imágenes, desde imágenes de astros cercanos, hasta nebulosas, cúmulos de estrellas y galaxias a todo color. Piérdete entre la belleza dispar de los objetos del universo.

Qué duda cabe que todos los recursos de todos los telescopios espaciales y misiones de exploración de la más famosa agencia espacial del planeta, la NASA, los tienes en [5]. Puedes pasarte horas, días, semanas, entre los cientos de miles de imágenes (e información) que tienes disponibles.

NasapuntoGOV_marzo2020
Portal de NASA.gov. Entra a toda la información de NASA desde aquí.

Quizás te interese, por ejemplo,  el planeta que –con permiso de Covid19- se pondrá de moda este verano, el planeta Marte, hacía el que partirán 3 misiones (la cuarta, la de la Agencia Espacial Europea se ha caído de su lanzamiento previsto, hasta 2022, por desgracia). Allí tenemos un activo y productivo «rover» (de 4 que ya ha enviado NASA desde 1997) que ha realizado grandes descubrimientos, el Curiosity.

Moontomars_nasagov_marzo2020
Del menú de NASA podemos llegar a “Explore Moon to Mars”

Búscalo, es fácil porque puedes localizarlo con facilidad en la página de bienvenida del portal, pero también puedes buscarlo por  el menú desplegable «Missions» o mucho mejor por  «Moon to Mars» [6], y es que a estas alturas seguro que sabes que la NASA ha asegurado que volverá a la Luna en 2024 con el proyecto Artemis y después, a mitad o finales de la década de 2030, viajarán los primeros humanos a Marte.

En los momentos de escribir estas líneas, desconozco el impacto que la pandemia que estamos sufriendo provocará en los presupuestos de NASA, pero naturalmente, nadie sabía que este año se escribiría en negro en la historia de la humanidad, y que tendrá una repercusión económica de gran importancia a nivel global. En todo caso, aquí podrás encontrar la hoja de ruta de estas dos grandes odiseas de exploración e investigación, que realizaremos a pesar de todos los virus del planeta, el único problema es si se retrasarán o no de los plazos marcados hasta hace dos meses.

Si quieres convertirte en astronauta para el programa lunar, o ser un futuro marciano, aquí encontraras una gran fuente de información.

También es justo mencionar los portales de otras agencias espaciales de otros países, entre ellas de la que participa España, la Agencia Europea del Espacio (ESA) [7].

ESA_marzo2020_2
Portal de la Agencia Europea del Espacio (ESA)

Aunque antes era fácil encontrar la versión en castellano, ahora debes desplazarte a buscar «países miembros» y seleccionar «España», a partir de ahí encontrarás información de todas las misiones y proyectos de la ESA, incluida la demorada Exomars2020 que ahora es Exomars2022 (la ventana de lanzamiento hacía el planeta rojo es cada dos años).

Piérdete entre aquellas cosas que te parezcan más interesantes, puedes buscar por ejemplo la misión espacial que Europa envió a otro mundo con densa atmósfera y lagos de metano liquido como la luna de Saturno Titán y que se denominó «Cassini-Huygens», o la histórica misión a un cometa como la «Rosseta» que orbitó y estudió el cometa P67. Quizás si tienes peques te interese especialmente la zona «Kids» cuyo enlace directo tienes en [8].

ESA_Kids_marzo2020
ESA Kids. Para los más pequeños y no tan pequeños. Muchos recursos interesantes que puede que a tu peque le interese más que la ya muy vista Peppa Pig.

Otra de las agencias espaciales, además de la Rusa [9], la japonesa [10] y la más modesta India [11] -que actualmente tiene orbitando una sonda sobre Marte-, que os deseo remarcar es la agencia espacial China [12].

CNSA_marzo2020
Portal de la CNSA. No esperes una gran atractivo visual, pero si información del nivel tecnológico que están alcanzando y de los más recientes éxitos en la Luna.

Su página web no es especialmente llamativa, pero esconde todos los grandes éxitos que el gigante asiático está consiguiendo, situándolas entre las más punteras. Recordemos que no solo ha enviado varias estacionales espaciales en órbita terrestre, si no que ha aterrizado con éxito en la cara visible y en la cara oculta de la Luna con sendos «rovers» y que apuesta con fuerza por la llegada a la Luna con tripulación y más tarde hacía Marte. La capacidad está sobradamente demostrada, y sin duda vamos a ver una nueva carrera por el espacio en la que en ocasiones es muy posible que China irá por delante.

Os animo a que busquéis imágenes de las Change’4 en la superficie de la Luna

No puedo dejar de hablar de exploración espacial sin hablar de una de las agencias privadas en las que muchos fans de la exploración espacial tenemos depositadas grandes expectativas, y cuyos éxitos en la recuperación de cohetes, abaratando así los costes de los lanzamientos, es ya una realidad. Me refiero o Elon Musk y su compañía Space X [13].

SpaceX_marzo2020
Página de Space X, del señor Elon Musk. Idolatrado por muchos y odiado por los de casi siempre.

Con su capsula «Dragon» -desarrollada para la NASA- y que en breve volverá a lanzar astronautas estadounidenses desde suelo estadounidense (imposible desde 2011 en que se canceló los vuelos de la lanzadera espacial). Su cohete Falcon 9 y Falcon 9 heavy ya han demostrado sobradamente su versatilidad, y sin duda muchos tenemos puestos los ojos en su más ambicioso proyecto, la «Starship», con la que desea volar a la Luna, y en su versión «heavy», hacía Marte.

Te invito a que investigues la asombrosa «Starship», se encuentra bastante información de esta nave en desarrollo, pero si alguien hace 10 años hubiera apostado porque una empresa privada se plantearía desarrollar un cohete reutilizable, con una capsula reutilizable, para volar a la Luna y más tarde hacía Marte, lo hubieran tachado de loco.

Y hasta aquí tenéis información suficiente para entreteneros un rato sobre cosas que los humanos somos capaces de hacer si ponemos empeño, método, ciencia y fondos. Si además colaboramos, podemos ser mucho más fuertes y conseguir mayores logros,  y quizás este momento histórico que vivimos nos enseñará que necesitamos una colaboración internacional y una inversión en ciencia mucho más profunda, porque (y repito), sin ciencia no hay futuro.

Para no alargarme más dejo para una segunda entrada los enlaces puramente astronómicos.

Os animo a suscribiros al blog (solo tenéis que poner vuestra dirección de correo) para recibir el momento de las entradas,  y naturalmente a participar en él -si lo deseáis- con vuestras sugerencias y/o comentarios. 

La comunicación en estos días se agradece y mucho, y anima a seguir divulgando desde estas líneas.

¡Gracias por leerme, muchos ánimos y fuerza!

Referencias del texto:

[1] https://cielosestrellados.net/2020/01/05/inflate-o-revienta/

[2] https://stellarium.org/es/

[3] https://cielosestrellados.net/2020/03/07/30-anos-de-nuestro-ojo-en-el-cielo/

[4] http://heritage.stsci.edu/gallery/gallery.html

[5] http://www.nasa.gov/

[6] https://www.nasa.gov/topics/moon-to-mars

[7] http://www.esa.int/

[8] http://www.esa.int/kids/es/Home

[9] http://www.roscosmos.ru/

[10] https://global.jaxa.jp/

[11] http://www.isro.gov.in/

[12] http://www.cnsa.gov.cn/

[13] https://www.spacex.com/