¡Que vienen las Gemínidas!… y finalizando un año dorado en exploración espacial

Un año dorado en la exploración espacial

Vamos diciendo adiós al año 2015; felicitémonos por este momento histórico que estamos viviendo. Un año intenso.

Permitidme una breve reseña personal primero. A principios de año, intentaba fusionar la experiencia vivida haciendo astronomía desde un observatorio astronómico, a la de dirigir unas instalaciones de turismo rural del interior del la provincia de Castellón, bajo un cielo repleto de estrellas; nacía la iniciativa del astroturismo en Castellón.

El proyecto se inició presentándolo oficialmente en febrero en la II Feria de Turismo Rural (Castellón de la Plana), a la que fui invitado a dar una conferencia sobre el tema. Con el proyecto en mente, nacía este modesto blog ese mismo mes para hacer memoria de las actividades de divulgación en lo que ha sido un año intenso de actividades astronómicas y que ha despertado el interés del público de todas las edades. Os invito a consultar alguna de las entrevistas en este mismo blog, al final de la entrada https://cielosestrellados.wordpress.com/acerca-de/astronomia/.

Lo cierto es que ahora, apenas nueve meses después, mis actividades y mis divagaciones escritas están alcanzando el millar de visitantes mensuales, y con una media de dos mil visitas. Sinceramente, no sé qué decir, más que gracias a ti que estas leyendo estas líneas.

Pero esta entrada no está destinada a engordar mi ego, para ello, utilizo los dónuts de chocolate. Esta entrada es para hablar de astronomía, que es lo que me une a vosotros, lectores, amigos, colegas compañeros de la afición más humilde de nuestro planeta.

Finalizamos el Año Internacional de la Luz, proclamado por la Unesco, con actividades de divulgación científica y, en especial, astronómica en todo el mundo (bueno, quizás en todo el mundo, menos en un pequeño poblado que resiste al invasor), que ha venido marcado al final por una efeméride muy importante. Hace unos días, se cumplían 100 años exactos desde que un joven científico judío alemán publicaba ante la Academia Prusiana de las Ciencias su teoría de la relatividad general, nada menos que las ecuaciones que cambiarían nuestra forma de entender el universo en los siguientes cien años. Las de Newton estuvieron vigentes casi 400 años; desconocemos actualmente la vigencia de las de Einstein, pero, desde las películas en las que se utilizan agujeros negros para viajar a otras estrellas hasta nuestros smartphones cuando reciben la geolocalización por GPS para navegar, utilizan estás ecuaciones. Quién lo diría, ¿eh?

Pero no solo eso: este 2015, del que empezamos a ver su fin, nos ha traído un año dorado en la investigación espacial, que quizás no se había vuelto a vivir desde que las sondas Voyager visitaran a principios de la década de 1980 los planetas gigantes.

Hemos llegado a Plutón con la sonda New Horizons de NASA, hemos iniciado nada menos que la exploración del Sistema Solar exterior; solo eso merecería una entrada monográfica, pero os lo explicarán mucho mejor profesionales de la talla del director de misiones espaciales planetarias de la NASA, el Dr. James Green (sí, el señor que manda sobre todas las misiones espaciales de exploración del Sistema Solar), en su excelente conferencia en el Planetario de Madrid impartida hace unas semanas. La conferencia, como todos los actos del Planetario de Madrid, la tenéis disponible en la plataforma multimedia Vimeo, en el siguiente enlace: https://vimeo.com/146237961.

En ella, el Dr. Green os explica todos los sorprendentes descubrimientos que se han producido y se están produciendo (recordaros que la New Horizons sigue enviando imágenes e información después de su sobrevuelo de Plutón en verano) en este lejano mundo a más de 7000 millones de kilómetros del Sol.

Pluto-Charon
Plutón y Caronte en 2015. Crédito NASA

Por cierto, y sin tener comisión del Planetario de Madrid (aunque todo es hablarlo —smile—), también podéis encontrar en el canal del Planetario de Madrid en esta plataforma multimedia varias conferencias excelentes sobre la relatividad, y uniros a los 11 000 seguidores de Facebook si sois usuarios de redes sociales, para estar al día de conferenciantes muy destacados que periódicamente visitan las instalaciones.

En 2015, también hemos aterrizado en un cometa por primera vez en la historia de la humanidad, toda una proeza digna del mismísimo Bruce Willis, pero sin fines destructivos, sino para conocer mejor estos restos de la formación de nuestro sistema solar (Hayabusa en noviembre de 2005, aterrizó sobre Itokawa, pero era un asteroide). Así, tenemos las mejores imágenes y datos de composición de un cometa, del cometa 67P, de nombre impronunciable, disponibles en la página web de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Selfi de Rosetta acercándose a 67P. Crédito ESA
Selfie de Rosetta acercándose a 67P. Crédito ESA

Pero, además, la NASA, con su sonda espacial Dawn, ha alcanzado el asteroide mayor del Cinturón Principal, Vesta, el cuerpo celeste que, durante unos pocos años después de su descubrimiento (allá por 1801), fue considerado noveno planeta: el planeta faltante entre Marte y Júpiter. Por cierto, todo ello después de que la misma sonda estudiara el asteroide Vesta previamente. El interés en conocer los asteroides no penséis que es solamente científico, para conocer los ladrillos que forman los planetas, sino también puede ser comercial, pero de eso hablaremos otro día.

Además, nos han llegado los mejores resultados sobre un lugar llamado Marte, gracias a las sondas y los rover que exploran el planeta rojo, en el año en que se cumple medio siglo estudiándolo por parte de la NASA. Por cierto, un emotivo vídeo que tampoco os podéis perder es el publicado en YouTube en este enlace (a mí me puso los pelos de punta): https://www.youtube.com/watch?v=pwipxdQ74pU.

La NASA publicó el pasado mes de septiembre la existencia de agua líquida en el planeta Marte (lo que fue motivo de un doodle de Google muy gracioso y que seguro recordáis) y de un pasado muy abundante en agua en su superficie (cuyas evidencias, en realidad, se conocían desde hace más de una década), a partir de los datos recogidos por el exitoso rover Curiosity (y en cuya instrumentación participan científicos de nuestro país) y de orbitadores como la MRO, en los llamados RSL. Os remito a la web de la NASA para ampliar información, o a alguna de las numerosas conferencias que científicos españoles de primer orden, como nuestro geólogo planetario el Dr. Jesús Martínez Frías, realizan en diferentes centros por todo el país (y espero que también en Castellón, en Marzo de 2016).

Detalles de un RSL. Posible ciclo del agua en Marte. Crédito NASA
Detalles de un RSL. Posible ciclo del agua en Marte. Crédito NASA

El orbitador de la NASA, la sonda Maven, también nos ha explicado cómo el planeta rojo perdió su atmósfera y, con ello, la presencia de abundante agua líquida sobre el planeta hace centenares de millones de años. El estudio de Marte centra buena parte de los esfuerzos de la agencia espacial estadounidense, y la selección de astronautas de los hombres y mujeres que pisarán el planeta allá por el 2035 está ya en marcha, no es solo una película o un montaje publicitario como alguna empresa privada vendió recientemente.

No sería justo finalizar esta brevísima reseña de epopeyas de descubrimiento sin citar los logros de las agencias espaciales japonesa, rusa, india y china, con especial acento en la celeridad con la que el gigante asiático se ha lanzado al espacio y puesto sus ojos particularmente en la Luna. ¿Quién dijo que la exploración espacial era cosa de la ciencia ficción?

Podría seguir con más motivos de exploración espacial contundentes para decir que 2015 ha sido un año lleno de noticias muy destacadas en exploración espacial, pero seguro que muchos de vosotros ya estáis al corriente y quizás os aburra. Mencionar que, en mi programa de divulgación de la astronomía que tengo la fortuna de realizar en Radio Castellón Cadena SER con carácter semanal, nunca he tenido un hueco que rellenar por falta de noticias; más bien al contrario: cada semana debía y debo «cribar» noticias ante la imposibilidad de comentarlas todas. Y eso es un privilegio.

La lluvia de las Gemínidas

¿Y qué os parece si, para despedirnos, lo hacemos con un poco de cohetería inofensiva? Supongo que la respuesta es afirmativa, pero, si no lo es, me temo que la única solución sería no salir a campo abierto a contemplar la lluvia de estrellas más intensa del año.

Sí, la más intensa. Aunque la creencia popular es que las famosas Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo de mediados de agosto es la lluvia más importante del año, en realidad, no lo es. Es la más mediática, pero no la más intensa.

Brillante estrella fugaz sobre el monasterio Carmelita del Desert de les Palmes. Crédito Autor.
Brillante estrella fugaz sobre el monasterio Carmelita del Desert de les Palmes. Crédito Autor.

Entre el 7 y el 17 de diciembre, aproximadamente, se produce la lluvia de las Gemínidas, que, a diferencia de las Perseidas, no están vinculadas a la órbita de un cometa, sino a la de un asteroide: Faeton. Desconocemos si Faeton (descubierto el 11 de octubre de 1983 mientras yo celebraba mi cumpleaños), fue en el pasado un cometa y el actual asteroide es su núcleo desnudo, pero lo que sí sabemos es que, cuando la Tierra atraviesa el rastro de partículas dejadas por este cuerpo, se produce una bonita lluvia de estrellas todos los años, con un pico de actividad (o un THZ, como dicen los sesudos astrónomos) de hasta 150 meteoros a la hora. Este año, las noches del 12 al 13 y del 13 al 14 (una de ellas es sábado noche), se pueden alcanzar picos de hasta 120 meteoros y la buena noticia es que con casi Luna nueva.

Por lo tanto, a pesar del frío, no tenemos excusa para salir lejos de las luces de las ciudades y los pueblos, lejos de la polución lumínica, a contemplar este espectáculo celeste, para el cual solo precisamos nuestros ojos y esperar pacientemente a que avance la noche.

El radiante, o punto de donde parecerían surgir todas las trazas si las prolongáramos imaginariamente, se sitúa en la constelación de Géminis (ya sabéis de dónde viene su nombre), que es visible hacia el horizonte Este sobre la media noche. No olvidéis ropa de abrigo, poneros cómodos tumbados mirando hacia arriba en algún lugar sin luces y pedir muchos deseos, que ojalá se conviertan en realidad.

Un saludo

2 thoughts on “¡Que vienen las Gemínidas!… y finalizando un año dorado en exploración espacial

    • Si sois padres o madres, de Castellón o cercanías, y os gusta observar el cielo (o a vuestros hijos y/o hijas), aquí tenéis la oportunidad de hacerlo con un grupo de madres y padres que disfruta haciendo actividades al aire libre con los críos, entre ellas, observar las estrellas. Buena gente. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s